Diario del Cesar
Defiende la región

Elder Dayán y Rolando Ochoa anticipan tema con Iván Villazón

433

Dos voces generacionalmente diferentes se unieron en una canción que acaba de salir al mercado del disco vallenato. Se trata del aporte experimentado de Iván Villazón quien lleva más de 30 años en la palestra desde su aparición en el año 1984 al lado de Alfredo ‘Fellín’ Gámez momento desde el cual, entró con pie derecho al mundo del vallenato.

La parte de la generación joven la representa Elder Dayán, hijo de Diomedes Díaz, quien ha venido escalando con bastante éxito y ahora al lado del acordeonero, Rolando Ochoa muestra una etapa de consagración en la vocalización de la música vallenata.

Este par de talentosos cantantes unieron sus capacidades para grabar la obra titulada ‘Que la Olvide’ de la autoría de Rolando Ochoa, la que  está desde ayer 7 de junio en todas las plataformas digitales.

La producción se tardó varios meses dada las exigencias y profesionalismo de cada uno de ellos, los que se sobraron en cada segmento asignado, además del aporte del acordeonero líder Rolando Ochoa.

Rolando, hijo del maestro Calixto Ochoa, heredero de su vena musical, se sintió complacido por el gesto del llamado ‘Voz Tenor del Vallenato’, Iván Villazón, por acompañar en esa canción que es de la autoría del destacado acordeonero.  “Gracias al maestro Iván Villazón, no hay palabras para describir la emoción y agradecimiento que siente nuestro corazón con usted, hay mucho que aprender, se viene algo bueno”, así remató Rolando la satisfacción por este aporte.

Luego de la salida de este adelanto, los artistas estudian fecha para el lanzamiento de la producción completa y estar a la altura de otros grupos competitivamente.

Rolando Ochoa tienen el récord de haber pasado por la vida musical de la dinastía Díaz: grabó como invitado en una producción de Diomedes Díaz, también con sus hijos, Diomedes Dionisio, Rafael Santos, Martín Elías y ahora con Elder Dayán con quien viene posicionándose como uno de los grupos de temporada y con un  incremento notable de seguidores.

La recién salida canción es de corte romántico, la que fue grabada en los estudios R8 Sound de propiedad del mismo Rolando Ochoa, en su narrativa, cuenta la historia de un hombre que pierde su verdadero amor por los placeres de otros brazos y la parranda y toca pedir perdón para reconquistarla.