Diario del Cesar
Defiende la región

A la cárcel ‘El Bemba’ por crimen en Zapato en Mano

425

A un centro penitenciario de Valledupar fue enviado un sujeto conocido con el apelativo ‘El Bemba’, que fue acusado como el presunto responsable de la muerte del obrero Leonar de Jesús Ramírez Toloza, de 32 años, asesinado a bala el pasado 6 de mayo  en el sector de Zapato en Mano, ubicado en la margen derecha del Río Guatapurí.

Se trata de Ever Alfredo Romero Granados, de 25 años, quien fue presentado ante el Juzgado Tercero Penal Municipal con funciones de conocimiento de Valledupar por parte de la Fiscalía 9 Seccional adscrita a la unidad de vida, que lo imputó como autor material de los delitos de homicidio agravado en concurso con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, a las que no se allanó.

De acuerdo a lo indicado por el acusador en las audiencias concentradas que se llevaron a cabo ayer en una de las salas del Palacio de Justicia, las evidencias apunta a que el sujeto en mención habría sido el determinador de la muerte de Ramírez Toloza tras propinarle siete disparos: cinco en la cabeza y dos en el tórax.

Lo anterior fue argumentando con los materiales de prueba legalmente obtenidos por los investigadores a cargo del caso, que realizaron varias entrevistas entre vecinos del sector y las personas que departieron con el occiso antes de su muerte, logrando apuntar sus indicios hacia ‘El Bemba’, de acuerdo a la información recopilada.

 

LOS TESTIMONIOS

 

Precisamente sobre dichas pesquisas, el fiscal relató lo informado por uno de los testigos, quien señaló que minutos antes del crimen había estado reunido con Leonar y al menos nueve personas más en el estanco bar ‘El Reposo’, ubicado junto a la gallera del sector de La Macarena.

“Enganchamos David, Leonar y yo a hablar de mi hermano que es difunto, Leonar me dijo que me quería y que mi hermano lo llevaba en la buena. Unos 40 minutos estuvimos hablando de lo mismo. Yo me paré a bailar con Yessika, después me senté a comer un patacón y veo a Leonar subir con el Alfredo hacia el lado de las porquerizas. Como a los 20 minutos se escucharon los disparos. Me acerqué a Mario, primo de Alfredo, y le dije que Leonar y Alfredo estaban haciendo tiros, pero como a los 15 minutos bajo Ever, solo y sin camisa. Le pregunté por Leonar y no me dijo nada. Después nos fuimos para donde Jean Carlos para tomar una botella y terminamos como a las 3 a. m., cuando me fui a mi casa a dormir. Como a las 7 a. m. mi mamá me despertó y me dijo que habían matado a Leonar. Me fui para el rio y ahí lo vi tirado en la orilla”, informó el acusador al leer la entrevista.

Dicho testigo también afirmó que la víctima estaba armado con un revolver 38 niquelado el día del hecho y frecuentaba el sector del Pescaíto porque era consumidor de alucinógenos.

“Alfredo fue la última persona a la que vi salir con Leonar. A lo mejor le quitaron el arma porque se escucha que le dispararon con la de él y en la parranda le había dicho a David que se la empeñara para seguir bebiendo, pero él le dijo que no tenía plata. Fue por eso que se fue con Ever Alfredo, a quien no volvimos a ver en el barrio desde el día de los hechos”, finaliza el testimonio.

Cabe anotar que según lo informado por la Fiscalía, de acuerdo a lo indicado por un allegado a la víctima, Leonar tenía problemas por venta de drogas en el Nueve de Marzo, era procesado por la presunta violación de una joven en el sector de Zapato en Mano y lo sindicaban de la muerte de Leonardo Enrique Sierra Jiménez, ultimado a balazos en el Pescaíto el pasado 3 de marzo.