Diario del Cesar
Defiende la región

Adiós al último payaso de animalandia

325

Tras varios meses sufriendo serios quebrantos de salud, este miércoles en el norte de Bogotá como consecuencia de una apnea del sueño, falleció Alberto Noya Sanmartín, más conocido como ‘Tuerquita’, el último de los payasos del clásico programa colombiano Animalandia.

Era el hermano del payaso ‘Bebé’ en el programa de los años ochenta, y quien falleció hace diez años. Su padre también fue payaso y varias generaciones lo conocieron como ‘Pernito’.

La fama lo llevó a probar, desde la niñez, la marihuana, la cocaína y más adelante la heroína hasta caer en El Cartucho, una de las peores ollas de las drogas y demás que existieron en el centro de Bogotá, donde vivió por ocho años, y en alguna oportunidad, aseguró que duró más de dos años sin bañarse.

Logró salir de ese infierno y conformó una nueva familia viviendo en Barrancamermeja, hasta que el año pasado, cuando cumplió 65 años de edad, le diagnosticaron cáncer en el estómago y se trasladó a Bogotá, donde en medio del tratamiento se dedicó a divulgar la palabra de Dios, y de vez en cuando, retomando su inolvidable personaje de ‘Tuerquita’.

En el 2017 Alberto Noya habló con Colprensa sobre sus años en el programa de televisión en donde compartió con ‘Miky’ sus mejores años de vida, así como los shows que debían darle a los principales capos de la mafia colombiana d ela época, entre ellos Pablo Escobar.

 

AQUELLOS AÑOS

– ¿Cual es el mayor recuerdo que tiene de ‘Miky’?

El mejor recuerdo que tengo de él es su hija Andrea Olivares, porque anécdotas hay muchas. Yo lo respetaba mucho porque sabíamos que teníamos mucho para dar, por eso fuimos pioneros en la televisión y cuando ‘Miky’ llegó marcó su territorio.

– ¿Cuál fue la última vez que habló con ‘Miky’?

Antes de morir hablé con él. Dos días antes de morir hablé por teléfono con él, le dije que Cristo lo amaba y que Cristo tenía un propósito para él. Yo sabía que tenía un circo y me invitó a Bucaramanga en una ocasión.

– ¿Como era ‘Miky’?

Todos tenemos al igual que él su carácter, él tenía un carácter fuerte y defendía mucho su mundo, ‘El mundo de Miky’ porque quería hacer las cosas bien, era exigente y le gustaba hacerse sentir. Era un profesional de buena escuela. Yo hablo de sus virtudes porque todos tenemos defectos.

– ¿Cómo llegó ‘Miky’ a la televisión?

Él se había casado con mi hermana menor, Magali, con la que tuvieron una hija, Andrea. Mi papá era el payaso ‘Pernito’, mi hermano ‘Bebé’ y yo ‘Tuerquita’ en ‘Animaladia’, pero cuando conocí a ‘Miky’ él venía soltero de Chile, estuvo en el ‘Circo de Bebé’ un tiempo, cuando nos retiramos mi hermano y yo del programa ahí conocimos a ‘Miky’.

De ‘Animalandia’ primero se retiró Pacheco, luego mi hermano y yo para sacar ‘El Circo de ‘Bebé’ con Javier Marulanda y Ardila Lülle. Él trabajó primero en un circo con ‘Tommy’, un chileno que hizo empresa, luego mi papá puso a ‘Tribilín’ y a ‘Juanito’ -que no tienen nada que ver con la familia- en un segundo ‘Animalandia’ con Álvaro Ruiz, ahí llegó ‘Miky’ pero esa segunda etapa fue corta.

Él estuvo con el circo un tiempo, luego se fue al Ecuador y llegó con las canciones, ‘Los bulliciosos’, ‘La colita es mía’ y las demás canciones. Después llegó ‘El club de los bulliciosos’ y así fue la vida de ‘Miky’ en la televisión, hicieron muchas giras.

– ¿El funeral fue privado?

No fue un funeral privado. Colombia se enteró a través de las noticias, no sé por qué no asistieron tantas personas como al funeral de ‘Bebé’ que llenó el cementario, porque la velación fue a puertas abiertas. Igual, fue mucha gente del gremio, vinieron payasitos de Medellín, de Pereira, de Cali, que tienen circos allá en los que ‘Miky’ trabajo.

– ¿Cómo recueda a ‘Animalandia’? ¿Cómo llegó usted a ese show?

Yo tengo 63 años y soy el único sobreviviente de la primera generación de ‘Animalandia’, fui el payaso más famoso de Colombia, estamos hablando de permanecia en la televisión, porque ‘Animalandia’ duro quince años al aire. Mi padre fue un maestro, ‘Pernito’ fue el primer payaso en la televisión. Yo empecé a los siete años con ‘El club El Roblecito’, con el actor Germán Rojas, un actor de Álvaro Ruiz, ‘el Circo en el Aire’, ‘Club del Zorro’ y ‘Las Travesuras de Bebé’. También inauguramos el Canal 9, pero cuando llegó mi hermano ‘Bebé’ reventó con su personaje, tuvo una fuerza increíble.

– ¿Es cierto que celebraban las piñatas de Pablo Escobar?

‘Pernito’, ‘Tuerquita’, ‘Bebé’ y Pacheco celebramos las piñatas de toda la mafia colombiana, las del hijo de Pablo Escobar, podríamos cobrar 20 millones en esa época pero él nos regalaba dólares. Fue una experiencia tremenda allá en Napoles (la hacienda insignia del imperio del capo, en Puerto Triunfo, Antioquia); también nos acompañaba a las giras del ‘Circo de Bebé’ y era muy cariñoso con nosotros porque le gustaba el circo, jugábamos fútbol con los empleados y los escoltas.

En la costa también estuvimos con toda la mafia, al igual que la de Pereira y Medellín, pero así como crecí como la palma de coco, así mismo caí y resulté en ‘el cartucho’. Tuvimos reconocimiento pero las otras generaciones no sabrán quiénes éramos.

– ¿A qué se dedica ‘Tuerquita’ en este momento?

Yo estoy dando conferencias, charlas, talleres, pero nada que ver con el mundo artístico, yo salgo maquillado me llevan a las iglesias, las Alcaldías me llaman, son talleres de prevención.

BOGOTÁ, (Colprensa).