Diario del Cesar
Defiende la región

Choque de moto con árbol dejó dos muertos

389

Daniel Francisco Daza Díaz, de 23 años, y Carlos Eulises Marimón Ramí­rez, de 54 años, fueron las dios personas que perdieron la vida en el acci­dente de moto

Las autoridades de tránsito adelantan las pesquisas para tratar de establecer las principales causas que produjo un aparatoso accidente de tránsito que dejó como resultado dos personas fallecidas al finalizar la noche del lunes anterior en la vía que une a los municipios de La Paz con San Diego.

Se trata de Daniel Francisco Daza Díaz, de 23 años, quien conducía la motocicleta de placas ZSR-24A, marca Bajaj, color rojo, quien murió de manera instantánea luego que perdiera el control del vehículo, se saliera de la carretera y colisionara contra un árbol que se encontraba a un lado del camino. De igual manera perdió la vida cuando recibía atención médica en la clínica Santa Isabel de Valledupar, Carlos EulisesMarimón Ramírez, de 54 años, quien se desplazaba como parrillero.

Algunos transeúntes fueron los primeros en solicitar el servicio de ambulancia al divisar los cuerpos tirados de las víctimas junto a la motocicleta en la que se transportaban. Al cabo de varios minutos un equipo paramédico acudió al llamado de la ciudadanía y llegó al lugar donde se percataron que el joven de 23 años, estaba sin signos vitales, mientras que su compañero de viaje se encontraba gravemente lesionado debido a las fuertes contusiones que recibió a la altura de la cabeza y en otras partes de su humanidad que lo ocasionaron su deceso cuando los galenos le intentaban reanimar.

¿ESTABAN BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL?

DIARIO DEL CESAR conoció por algunos allegados de las víctimas que Daza Díaz, al parecer, manejaba bajo los efectos del alcohol, lo que hizo que en el  trayecto chocara contra el arbusto. El joven conductor que se dedicaba al mototaxismo en el momento del siniestro se dirigía a transportar a Marimón Ramírez hacia una finca donde trabajaba como administrador en la región, procedentes del municipio de La Paz, donde estuvieron departiendo durante varias horas esa misma noche. Solo mediante los resultados de la necropsia se conocerá si dicha hipótesis es veraz.

La unidad criminalística de la Policía de Tránsito y Transporte del Cesar, efectuaron la inspección técnica a los cadáveres y posteriormente los condujeron a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la capital del Cesar.

Daniel Daza residía en el barrio 21 de enero de San Diego, hasta donde serán conducidos sus restos mortales, mientras que el otro fallecido será sepultado en un cementerio de esta capital en compañía de sus 8 hijos y demás parientes quienes lloran su inesperada partida.