Diario del Cesar
Defiende la región

Las funerarias y las clínicas, la otra ‘guerra del centavo’

463

Algunos propietarios de funerarias y asesores de asistencia inmediata, afirmaron que hay algunas clínicas de Valledupar que trabajan con algunas compañías aliadas  para prestar de primera mano el servicio exequial a los familiares de los fallecidos en los centros asistenciales.

Propietarios de diferentes funerarias de Valledupar,  denunciaron la problemática que hay por la prestación de los servicios fúnebres y que muchas veces son manipulados por algunas clínicas de la ciudad.

Develaron que la mayoría de los centros asistenciales trabajan con algunas compañías aliadas para así poder ‘coronar’ el servicio exequial, aprovechando el momento de dolor de los familiares de los fallecidos.

Ríver Malo, dueño de una funeraria, habló con DIARIO DEL CESAR sobre dicha situación y explicó que “está pasando en las clínicas con una red de funerarios que están en la calle que tienen un solo negocio, se hacen pasar por SIAU, dicen  que ofrecen el servicio funerario y que vienen en representación de algunas clínicas. Hacen perder los servicios funerarios donde están afiliados, no dejan hablar con los familiares y realmente estamos cansados, se apoderan del mercado y nos tiene acabados a nosotros directamente” precisó.

De igual manera recalcó que “en las clínicas a esos intermediarios le dan una comisión y por cada fallecido les están dando de 250 a 300 mil pesos; cada vez que fallece una persona les pasan datos, números y el nombre de la fallecido. Es un negocio redondo, uno tiene las manos cruzadas y ellos dañan todos. Ningún organismo controla esta situación y estamos cansados de esto” concluyó Ríver Malo.

Un asesor de asistencia inmediata, quien presta sus servicios a varias funerarias, que prefirió omitir su identidad, dijo que “como asesor hace muchos años vengo trabajando, en estos momentos están sucediendo muchas cosas a raíz de la prestación de un servicio, al momento de llegar a la clínica a darle una buena atención a esa persona que está pasando en medio de un dolor y si se encuentra afiliado a una póliza protección exequial donde realmente uno trata de  ubicar  al titular de la póliza o a un familiar directo y al momento de ubicarlo, uno llama y contestan otras entidades funerarias; uno trata de ingresar a la clínica donde se encuentra la persona fallecida y al momento del ingreso nos niegan la entrada.

Uno le transfiere la información a ellos donde la persona está afiliada a la compañía, hacen caso omiso, se hacen los desentendidos y si es afiliado nuestro uno tiene la documentación a la mano, demoran una hora, hora y media para entregárselo, porque el protocolo es comunicarse con su jefe encargado que es una de las personas que le llega la información a la X empresa que están estas clínicas vinculadas” puntualizó.

EL NEGOCIO DE LA MUERTE

Del mismo otro asesor identificado como Carlos Perdomo,  se pronunció y dijo: “Queremos manejar un tema delicado que tiene que ver con las clínicas de la ciudad, están manejando por así decirlo como ‘el negocio de la muerte’ donde lastimosamente personas que trabajan allí dentro de estas entidades pues por así decirlo, avisan piden los números telefónicos y nombres de las personas que fallecen y avisan a X empresa para que está  llegue aborde los familiares y así ofrezcan un servicio haciéndose pasar muchas veces como de recursos humanos de la misma clínica. Esa es la estrategia que usan parapara acercarse al cliente, como en un principio está dentro de la clínica, confían y asimismo le prestan atención, muchas veces sacan los servicios, esto se ha convertido en una problemática ya que las empresas que están legalmente constituidas o que tienen planes exequiales,  muchas veces las personas tienen su servicio al 100% y ellos mal indisponen al cliente con la empresa donde están afiliados sin saber las cláusulas que de pronto manejen los contratos de esta entidad donde yo se encuentran afiliados. Esto causa un perjuicio para la misma clínica o la misma entidad prestadora de salud” acotó.

A la vez aseveró que como gremio funerario se dirigirán  hasta las clínicas para ponerlas en conocimiento sobre este hecho.

SOLO HAY 7 FUNERARIAS

Esta casa editorial contactó al director Ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes en el Cesar, Octavio Pico Malaver y ratificó lo asegurado por el gremio funerario.

 “La problemática del sector funerario es bien compleja empecemos por decir que los servicios funerarios en esta ciudad, departamento y en todo el país pueden ser prestados por empresas que estén acreditadas, formalizadas y  capacitadas para prestar ese servicio.

Hay una normatividad que dice que en las clínicas no se puede vender servicios y en este momento quién está pendiente de los servicios es en ocasiones hasta el señor vigilante de una clínica porque él es el   primero que se entera de quién fue el que falleció e inmediatamente le pasa el dato a alguien que es su aliado y que  le da una comisión pero resulta que ese aliado no siempre es el representante de una empresa facultada, formalizada y que está cumpliendo con todos los elementos de ley para prestar estos servicios. Por ejemplo, en las clínicas no se puede hacer procedimientos con cuerpos, esos procedimientos se deben hacer con laboratorios y son los de Medicina Legal o los que tengan las empresas funerarias autorizados por razones sencillas, porque en las clínicas no deben tratar muertos y hay una problemática tremenda con los traslados del cuerpo por la normatividad que dice que los cadáveres se deben transportar en vehículos destinados específicamente que deben cumplir con unas especificaciones que tengan licencia para ellos, que tengan matrícula para ello y que solo estén dedicados a eso, no se pueden sacar cuerpos de las clínicas en Renault 18, en una camioneta, en la parte atrás de un carro” explicó.

Indicó además que “el servicio fúnebre no se está prestando debidamente, no hay quien quiera ponerle el cascabel al gato, no hay quien quiere actuar para hacer cumplir la normatividad porque cuando alguien que  fallece se desencadena un elemento de mucha prisa además enmarcado de un momento de mucho trauma entonces quien se aprovecha de ello es aquel que es informado, hasta turno en las clínicas se hacen  y esa persona que vende los servicios fúnebres muchas veces no es facultado para ello” expresó.

Pico Malaver fue enfático en afirmar que actualmente en la capital del Cesar hay 7 funerarias registradas ante Fenalco que cumplen con la normatividad.