Diario del Cesar
Defiende la región

Mujer murió envenenada al intentar practicarse un aborto

1.378

Sandra Jaime Yaruro, de 24 años, murió en una clínica de Valledupar luego de que, supuestamente, intentara practicarse un aborto al interior de su casa en Codazzi, al introducirse varias pastillas de raticida por la vagina.

 Lo que aparentemente parecía un intento de aborto, terminó costándole la vida a una ama de casa de 24 años que en la madrugada de este lunes falleció en la Clínica Santa Isabel de Valledupar, tras presentar un cuadro de envenenamiento.

Se trata de Sandra Jaime Yaruro, quien según lo informado por las autoridades, pretendía interrumpir su embarazo al aplicarse vía vaginal algunas pastillas de raticida, con las que esperaba producirse un fuerte sangrado que desencadenara un parto prematuro.

No obstante, poco después empezó a trasbocar y a desmejorar en su salud, por lo que fue trasladada rápidamente hasta el hospital Agustín Codazzi, pero debido a su delicado estado, fue remitida pocos minutos después hasta esta capital.

“Informan los familiares que en la noche del domingo la occisa manifestó que iba a matar unos ratones y se fue para su casa, y aproximadamente a las 11 p. m., los vecinos avisaron que ella estaba vomitando y se encontraba mal”, indicó la Policía del Cesar.

Al conocerse la extraña muerte, las autoridades se trasladaron hasta el centro asistencial inicialmente mencionado para verificar lo ocurrido y después de ellos, lo hicieron también varios uniformados de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, quienes estuvieron a cargo de realizar la inspección técnica al cadáver y de conducirlo hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar, para que allí le practicaran la necropsia correspondiente.

Sobre la mujer se conoció que era oriunda de Becerril, se dedicaba a labores del hogar y vivía cerca de la vereda Iroca de esa localidad, donde sus vecinos la recuerdan como una persona amable y cariñosa.

“Ella vivía con sus dos hijos. La llevaron al hospital a las 11:50 p.m. del domingo y luego la remitieron a Valledupar, a eso de las 3 a. m. del lunes. Al momento de lo ocurrido, al parecer, ella le toca la puerta a una tía y le dijo que estaba vomitando sangre y que se había metido las pastillas para que le bajara el periodo”, dijo una allegada a la víctima.