Diario del Cesar
Defiende la región

Muerte de ‘El Costeño’ fue por disputas de territorio

494

Jorge Eliécer Negrete, de 35 años, también llamado como ‘El Costeño’, fue ultimado a bala en la tarde del domingo en medio de un ataque sicarial ocurrido el barrio Barahoja de Aguachica, cuandose desplazaba en una moto.

Conflictos entre bandas criminales serían la causa por la que el pasado domingo fue ultimado de varios impactos de bala un hombre de 35 años, en hechos ocurridos cuando este se movilizaba en una motocicleta por una concurrida calle del municipio de Aguachica, ubicado al sur del Cesar.

Así lo indicó el comandante del Distrito Segundo de Policía del Cesar, ubicado en Aguachica, coronel Manuel Carvajal, quien enfatizó que el crimen obedece a un caso de sicariato, que el occiso fue encontrado con una pistola en su pretina y que al parecer se dedicaba a actividades ilícitas.

La víctima en cuestión fue Jorge Eliécer Negrete, también conocido como ‘el Costeño’, quien fue asesinado de manera violenta cuando conducía una moto marca Bóxer de color azul con negro por el barrio Barahoja, cerca del cementerio local, cuando varios sujetos motorizados interrumpieron su camino y sin mediar muchas palabras, le dispararon hasta dejarlo muerto en el lugar.

“Todo indica que son como una especie de confrontaciones entre diferentes grupos delincuenciales por temas de dominio de territorio para la comisión de ilícitos, como expendio de drogas y otras actividades. Hay varios indicios sobre quienes pueden ser los responsables pero todo es materia de la investigación que adelanta la Policía Judicial. Lo que si se tiene claro es que la víctima tenía dos anotaciones por temas delictivos y antecedentes por hurto” dijo el oficial.

EL CRIMEN

‘El Costeño’, natal de Montería (Córdoba), se transportaba en una motocicleta de placas MAG-24B por la calle cuarta, entre carreras 4 y 5 del mencionado sector, cuando recibió los mortales disparos por sujetos que se desplazaban en un vehículo similar y se dieron a la huida rápidamente tras perpetrar el crimen.

Los residentes del sector salieron de sus casas para averiguar qué había ocurrido y entonces observaron al occiso tendido sobre una de las aceras apostadas a un lado de la vía, a escasos centímetros de su moto, con las manchas de sangre que emanaban de su pecho y ensuciaban la camisa blanca que vestía.

Conocido el caso, uniformados de la Policía Nacional arribaron al lugar de los hechos para tomar control de la situación y acordonar el área a fin de mantener intacta la escena del crimen, mientras esperaban la llegada de los miembros del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, quienes estuvieron a cargo de realizar la inspección técnica al cadáver e iniciar las pesquisas correspondientes por el hecho.

Posteriormente, su cuerpo fue trasladado a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de ese municipio, para que le practicaran la necropsia de rigor.

Mediante las cámaras de seguridad instaladas en el sector, las autoridades tratan de dar con el paradero de los autores materiales del hecho que está siendo indagado por integrantes de la Fuerza Pública.