Diario del Cesar
Defiende la región

Tres personas sobrevivieron a aparatoso accidente de tránsito

458

Oiden Daza Vega, de 43 años, conductor del vehículo siniestrado que colisionó contra un árbol, sufrió fractura de clavícula y Yulitza Molina López, de 32 años, fue la más afectada en el accidente de tránsito y permanece en la UCI de una clínica de Valledupar. Su hija de 12 años quien se movilizaba con ella, no sufrió lesiones. 

 En la clínica la Clínica Santa Isabel de Valledupar, permanecen dos adultos y una menor de edad que resultaron lesionados tras sufrir un aparatoso accidente de tránsito cuando colisionaron contra un árbol en la vía que comunica  al corregimiento de Casacará (Codazzi) con el municipio de Becerril, hecho ocurrido la noche de este sábado.

Los afectados fueron identificados como Yulitza Molina López, de 32 años; el contador público Oiden Daza Vega, de 43 años y una menor de 12 años. Estas personas se movilizaban a bordo de un automóvil Kia Río de color blanco, de placas VAW-475 y se dirigían hacia La Jagua de Ibirico donde  habitan.

Los familiares indicaron a este medio de comunicación que los antes mencionados viajaban desde la capital del Cesar donde se encontraban realizando diligencias personales y luego se dirigían a su lugar de residencia pero en el trayecto padecieron el percance vial.

Durante el camino lloviznó durante varios minutos lo que hizo que la carretera se tornara resbaladiza y las llantas del carro patinaran, produciendo que el conductor perdiera el control del mismo y chocara contra el arbusto.

Debido al impacto, el conductor sufrió una fractura en la clavícula y la menor resultó con varios hematomas en diferentes partes del cuerpo. No obstante, la peor parte se la madre de la joven, quien terminó con una fractura de pelvis, otra en una pierna y afectación de varios órganos torácicos, por lo que minutos después al siniestro fueron llevados de emergencia al Hospital San José de Becerril, para que recibieran la atención necesaria. Debido a la gravedad de las lesiones, los galenos del lugar decidieron remitirlos a un centro asistencial de mayor nivel en esta ciudad.

Molina López fue sometida a una cirugía de reconstrucción de hígado y pulmón y fue internada en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde permanece estable. Daza Vega fue intervenido quirúrgicamente por la fractura que recibió en la colisión. En cuanto a la menor, los médicos le dieron el alta médica tras considerar que sus lesiones no revestían gravedad y que estaba fuera de peligro.