Diario del Cesar
Defiende la región

Mujer acusó a policías de golpearla, está en clínica

558

Con varios golpes en su cuerpo que la mantienen internada en una clínica de la ciudad, se encuentra una fémina de 50 años que supuestamente fue agredida por uniformados de la Policía cuando se disponían a capturar a su hijo.

Se trata de Nolbis Raquelina Maestre Maestre, quien presenta varios hematomas en las extremidades inferiores y otras partes del cuerpo en hechos ocurridos en la mañana de ayer en la Urbanización Cañaverales, ubicado hacia el sur de la ciudad.

“Como alma que lleva el diablo, unos 10 o 20 policías llegaron hasta la casa, mi hijo tocó la puerta de la casa y ellos iban detrás dándole golpes. Yo le abrí, entraron todos y en frente de mis nietas de 1 y 6 años estaban maltratándolo como si fuera un animal. Yo me le ‘guindé’ para que no le pegaran, entonces uno de los policías me dio a mí también, tanto así que yo me fui hasta la puerta cuando iban a sacar a mi muchacho en el carro, y hubo uno que me tiró hacia un lado para poder sacar el vehículo, porque pretendían pasármelo por encima”, dijo la fémina.

Recalcó además que pese a lo ocurrido, su hijo Daniel David Castro Maestre, de 18 años, fue detenido en supuesta flagrancia, por un altercado ocurrido poco antes de las 8:30 a. m. en la transversal 23 con carrera 20ª, frente a la panadería donde labora el joven.

Según se conoció por vecinos del lugar, en ese momento inició una disputa entre un motociclista y varios oficiales de la Policía, porque estos en medio de un procedimiento pretendían inmovilizarle su vehículo.

Ello produjo el rechazo por parte de los presentes, que tratando de interceder por el dueño de la moto, arremetieron contra la autoridad y golpearon a algunos de ellos.

“Como que se formó un altercado entre el mototaxi y la policía, pero el que está pagando los platos rotos es mi hijo porque llegaron unos mototaxistas hasta el conjunto y me dijeron que mi hijo no había sido el que le pegó al policía. Él en ese momento estaba en la panadería con la novia y terminó siendo golpeado por ellos, que hasta en mi casa le pegaban a él y a mí también. Soy una mujer operada de corazón abierto, tengo una válvula mecánica y todo eso se los dijo mi hija cuando me estaban maltratando. Lo que le respondieron fue que eso poco les importaba, que si me tenía que morir, pues me moría”, aseguró la afectada.

 

LO QUE DICEN LAS AUTORIDADES

 

Frente a lo anterior, este medio de comunicación se comunicó con el comandante de la Policía del Cesar, coronel Lácides Miguel Ramos Blanco, quien informó que contrario a lo dicho por la señora, todo derivó de la reacción violenta que tuvieron los allegados al joven cuando iba a ser capturado.

“La patrulla efectivamente iba a realizar un procedimiento, la familia y unos vecinos del joven se oponen a que los uniformados lo realicen e inician a atacarlos lanzándoles piedras. De hecho en este momento, tres de nuestros hombres están recibiendo atención médica como producto de las agresiones de esas personas y el joven fue dejado a disposición de las autoridades por agresión a funcionario público. Desconozco la versión de la mamá pero supongo que debió hacerse uso de la fuerza como está permitido cuando es necesario en ciertos casos, como protección a la agresión que reciba la Policía”, explicó el oficial.

Al cierre de esta edición, el joven estaba detenido en las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía y en próximas horas será presentado ante un juez con funciones de control de garantías para responder como presunto responsable del delito de violencia contra servidor público.

Entre tanto, familiares de Nolbis Maestre indicaron que interpondrán una denuncia penal contra la Policía Nacional por el supuesto abuso de autoridad.