Diario del Cesar
Defiende la región

Se encadenaron policías pensionados pidiendo un mejor servicio de salud

385

El mal servicio de salud, el irrisorio salario devengado y la no participación en las decisiones de la institución, fueron motivos para que cerca de 80 pensionados de la Policía Nacional del Cesar, protestaran ayer en las instalaciones de la Dirección de Sanidad.

Encadenados, con arengas y carteles, los uniformados se unieron al plantón nacional que exige los cumplimientos a los derechosque poseen los oficiales retirados, los cuales, aseguran, empeoran cada día.

 “Tenemos dificultades graves en el tema de salud pese a ser un régimen especial.  El Gobierno Nacional debe tomar cartas en el asunto”, comentó la veedora de salud de las Fuerzas Militares del Cesar, JhoanaCasallas.

Aunque puntualmente son retirados cerca de $400.000 para el pago de este servicio, asegura Casallasque los jubilados no reciben buen trato.

 

DURARÁN 24 HORAS  ENCADENADOS

 

Arropados con cadenas, cerca de cinco pensionados hicieron presencia en la Dirección de Sanidad de la ciudad y aseguraron que  la huelga se extendería en caso de no tener una oportuna solución como entregas de citas y medicamentos.

El Agente pensionado de la Policía Nacional, Álvaro Javier de los Reyes, fue uno de los exuniformadosencadenados.

“La salud se ha vuelto precaria y una mendicidad.  No les da pena con compañeros que perdieron piernas o brazos por dinamitas de las Farc”, comentó.

Otros, como el exagente y veedor retiradode la Policía del Cesar Manuel Tirano,manifestaron sentirse “indignado” por el desfinanciamiento quesupuestamente, atraviesa la institucionalidad.

Acotó Tirano que durante el taller Construyendo País realizado en Valledupar, el cual contó con la presencia del presidente Iván Duque,le expusieron al mandatario de los colombianos los compromisos incumplidos que hoy “alimentan esta situación”.

Añade quela Ley 4 de 1992se está infringiendo, pese a que el decreto obliga al Gobierno Nacional sujeto a las normas, criterios y objetivos contenidos, ser el encargado de fijar el régimen salarial y prestacional de los miembros de la Fuerza Pública.

“En todas las áreas se ejecuta, menos en la Policía  Nacional.   Nuestros hijos hoy no tienen el mismo escenario que otros sectores; queremos bienestar, es lo que reclamamos (…) no hay políticas para evitar esta debilidad y así quieren enviar una Policía Metropolitana cuando no hay recursos para la salud”, agregó el exagente Manuel Tirano.

HACEMOS VALER NUESTROS DERECHOS’

El Intendente AlgiberDíaz Peñaloza, aseguró que dentro de las inconformidades expresadas por los pensionados, también se encuentra la poca oportunidad de “ascensos dignos”.

“Para subir de grado los oficiales deben de concursar sin importar que algunos cumplan más de23 años sirviéndole a la institución bajo el mismo cargo y, cuando pedimos explicación los oficiales y encargados no dan la cara”, señaló.

Agregó que el solicitar una cita médica general o especialista se ha convertido en una odisea de dos y tres meses.

Manifiesta Díaz Peñalosa que las demoras son por la poca contratación con especialistas o profesionales de salud, pese a que el Gobierno Nacional inyecta rubros para esta situación.

¿A dónde van los ingresos económicos?, es la pregunta que frecuentemente se realizan y de la cual los administradores de la Dirección de Sanidad, al parecer solo contestan que no hay recursos.

Por tal motivo, exigen una veeduría para conocer la ruta de los montos, “porque estamos perjudicados muchos pensionados y nuestras familias”, asegura.

Este medio de comunicación trató de comunicarse con el Comandante de Policía del César, Coronel Lácides Ramos, facultado para dar declaraciones sobre el tema.  Sin embargo, y pese a las insistentes llamadas y mensajes, no atendió a las consultas.

MÁS QUEJAS DE LOS POLICÍAS PENSIONADOS

El intendente pensionado Wilder Paz Santacruz, comentó que en los tres años de pensionados “he visto como nos vulneran este derecho universal (salud).  Nos incumplen, parece una corrupción al interior de Sanidad.  Esperar una cita médica se vuelve interminable”.

En el mismo sentido, William Cervantesintendente jefe retirado y padre de un niño en condición especial, asegura que los tratamientos “los ha recibido con ayuda de tutelas, pero lleva dos meses sin terapias porque no las autorizan.  Es injusto este trato que nos dan cuando diariamente les prestábamos nuestros servicios a la Policía”.