Diario del Cesar
Defiende la región

Rafael Santos volverá después de grabar la novela de Martín Elías

837

En el mundo del folclor vallenato siempre se le ha reconocido las aptitudes que tiene para cantar a Rafael Santos, el hijo mayor de Diomedes Díaz, a quien precisamente le hizo aquella canción titulada ‘Mi Muchacho’ en la que le insinuó que siempre fuera el mejor en cualquier actividad en la que pudiese desempeñarse.

Desde sus inicios en las lides musicales mostró su herencia artística, con una modulación precisa, además de su afinación, la que despertó los mejores elogios, aunque le tocó enfrentar la sombra indeclinable de su padre que, no lo dejó  caminar con más fuerza dentro de ese mundillo folclórico, pero a fe que logró un nombre.

Tal vez, su intermitencia y las separaciones seguidas de sus acordeoneros le fueron mermando su luz en el pentagrama del folclor que, entre otras cosas es muy competitivo, a lo que se le puede sumar sus otras actividades comerciales, además del matrimonio con una dama de mucho poder económico.

Ese espacio que poco a poco fue dejando Santos, como se le conoce artísticamente, fue aprovechado por otros retoños del ‘Cacique de La Junta’ que también buscaban alojo en la fama, entre estos Diomedes Dionisio, Elder, y Martín Elías, quien sería al final el que terminó liderando las banderas de Diomedes, quien extrañamente siempre lo saludo en sus discos, como: “El Gran Martín Elías” y que terminó siendo muy grande.

Pero, Rafael Santos, nunca dejó la música del todo, siempre mantuvo un conjunto, tal vez sin mucha actividad contractual pero igual, hacía sus apariciones. La muerte de su padre, Diomedes Díaz, y de su hermano, Martín, lo indujeron a tomar las riendas de la familia, y eso también siguió marginándolo un poco de los escenarios.

FACETA DE ACTOR

Otra arista de su perfil profesional es la de actor natural que lo llevó a realizar papeles importantes en varios bionovelas, motivos que también fueron determinantes para su divorcio con la actividad permanente con su grupo, pero así se arriesgaba a tener su agrupación y en los momentos oportunos salía a realizar sus toques.

Ahora que el último acordeonero, José Mario Oñate, publicó un comunicado en la que anunció su retiro y separación de Rafael santos, algunos pensaban que el vocalista se quedaría quieto por todas las ocupaciones que se están describiendo, pero no, él acaba de responderle a su antiguo compañero.

Lo primero fue agradecerle su estadía en el grupo y por todo el crecimiento que tuvo a su lado, le deseó un mejor bienestar y trato tal como él se lo brindó y la mejor de las suertes en su nuevo proyecto.

Así mismo, dijo que espera terminar la grabación de la novela de Martín Elías, para retomar su rumbo en la música, porque, manifestó que es un hombre de arte y además ese legado nunca lo dejará por nada del mundo.

Rafael santos ha hecho pareja con los acordeoneros: Álvaro López, Iván Zuleta, Rolando Ochoa, Gabriel “El Chiche” Maestre, Franco Arguelles, y José Mario Oñate.  Toca esperar, para conocer quién será el nuevo compañero de Rafael Santos.

Por WILLIAM ROSADO RINCONES