Diario del Cesar
Defiende la región

Avanza juicio oral a mujer acusada del crimen de su esposo

430

La Fiscalía 16 Seccional de Valledupar, presentó en audiencia de juicio oral, uno de los testigos en el proceso contra Ana Iris Batista Arrieta, señalada de ser la autora intelectual de la muerte de su esposo, Julio Eliecer Gámez Bracho, hecho ocurrido en agosto de 2010.

La diligencia se realizó ayer ante el Juzgado Segundo Penal del Circuito con funciones de conocimiento, donde fueron escuchados los testimonios aportados por un investigador especializado en balística del Instituto Nacional de Medicina Legal,  quien explicó algunos aspectos técnicos respecto a la muerte del sargento primero del Ejército Nacional.

Con conocimiento de peritajes, el investigador ratificó lo dicho por otros deponentes del ente acusador, al indicar que en la camisa que vestía la víctima había residuos de disparo y que este, al parecer, lo recibió aproximadamente a un metro de distancia.

Su manifestaciones respaldaron lo dicho en la pasada diligencia por otro funcionario del mismo instituto y dos policías judiciales, encargados respectivamente de la labores de necropsia e inspección técnica al cadáver, quienes indicaron que el occiso recibió el impacto en el hombro con ingreso del proyectil hacia el cuello, provocándole serios daños a nivel craneal y encefálico.

Tras escuchar su declaración, el tribunal determinó que a las 8 a. m. del próximo 2 de septiembre se terminará la etapa probatoria de la Fiscalía, con la presentación de sus dos últimos testigos.

Cabe recordar que en diligencia pasadas, los autores materiales del homicidio Deiner Antonio Zúñiga Cobo, alias Kevin, y Elías Mandón Chogo, alias Elías, también rindieron testimonio y relacionaron a la hoy imputada en el hecho.

 

LAS PESQUISAS

 

Según la investigación adelantada por el ente acusador, la mujer pagó una suma de $10 millones a un par de sicarios para que acabaran con la vida del militar, con la intención de heredar los bienes de su esposo, entre ellos dos seguros de vida: uno que la beneficiaba por $25 millones, y otro que estaba a nombre de la madre, por $12 millones, además de favorecerse con la pensión vitalicia del sargento del Ejército Nacional.

El oficial fue asesinado a tiros por sujetos que llegaron en una motocicleta el 17 de agosto de 2010 cuando se encontraba con su pareja un establecimiento comercial ubicado al norte de esta ciudad.