Diario del Cesar
Defiende la región

Severos castigos a quienes comercialicen especies en vías de extinción

293

Preservar la fauna silvestre en el Cesar, ha sido un reto para las autoridades ambientales del departamento.  Lo trabajos se han adelantado luego de que el Ministerio de Ambiente Nacional, informó que el territorio cesarense se encuentra dentro de las cinco poblaciones con mayor tráfico de animales en el país, por encima de Córdoba y Antioquía.

Por tal motivo, la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, ha adelantado programas para reducir el tráfico de fauna en el departamento; una de estas tareas se dirigió a la protección de áreas con presencia de faunas silvestres, como son el parque natural Sierra Nevada de Santa Marta, el Ecoparque regional Los Besotes, el parque natural Regional Perijá, la reserva protectora de la cuenca Alta de Caño Alonso en La Gloria, la reserva Los Ceibotes en Valencia de Jesús, El Lucero, Los Tananeos, La Elenita, entre otras.

“Nuestra fauna se ve amenazada inmensamente por el tráfico ilegal y hacemos un llamado para que seamos conscientes que nuestra fauna, es rica en cantidad de especies, pero pobres en la cantidad de población de cada una de ellas”, expresó el director general de Corpocesar, Julio Suárez Luna.

Por su parte, el director de la Red de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, Edgar Patiño, informó que, en las áreas delimitadas como reservorios de fauna y flora silvestre se encuentran 58 especies registradas de mamíferos, “representando el 13 por ciento de los que habitan en el territorio nacional”, además 62 especies de reptiles  y 247 especies aves, informó Patiño.

POLICÍA AMBIENTAL DEL CESAR

El jefe de la Protección y Servicios Especiales del Cesar, el capital Andrés Felipe García Chacón, dio a conocer que, durante el año 2018, se recuperaron 2024 especies silvestres en el departamento y en lo que va corrido del 2019, unas 210 han sido rescatadas en los corredores viales de los municipios de Bosconia, Codazzi, Chiriguaná y Valledupar.

Las principales especies de animales traficadas son: iguanas, babillas, canarios, serpientes, tortugas morrocoy, tigrillos, conejos, osos hormigueros y perezosos, guacamayas y loros.

También, “se han desplegado controles de vigilancia ante los casos de comercialización de animales a través de internet; al ser identificada la persona que pretende realizar la venta, se procede a ejecutar su captura, y así evitar que se sigan ejerciendo los tráficos de animales de manera ilegal”, situación que además, puede alterar la fauna en el departamento del Cesar, aseguró el capitán Andrés Felipe García Chacón.

SANCIONES

En el artículo 328 del Código Penal Colombiano, se establece que, las personas que incidan en el “ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables”, es decir, realicen el transporte, tráfico, comercialización, beneficios y exploración de la fauna silvestre, incurrirán de 48 a 108 meses de prisión y asimismo, en multas de hasta 35.000 salarios mínimos legales vigentes.

Si la especie animal se encuentra categorizada en vías de extinción, de carácter migratorio, raras o endémicas del territorio colombiano, la pena aumentará su tiempo, así como el valor de la sanción económica.

Por EDUARDO MOSCOTE SIERRA