Diario del Cesar
Defiende la región

Fracasó  audiencia contra dos acusados de hurto y violación

291

La defensa de dos sujetos acusados por hurto calificado agravado y acceso carnal violento, solicitó el aplazamiento de la audiencia preparatoria programada ayer en horas de la mañana en el Palacio Justicio de Valledupar.

La diligencia quedó dispuesta para el próximo 10 de abril en el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Valledupar. Los procesados,  son dos jóvenes pescadores  acusados de robar de modo violento a un capataz y luego violar a su mujer, en hechos ocurridos en julio del año anterior en el corregimiento de Los Calabazos.

Se trata de Edinson José Villar Ríos, de 22 años, y José Miguel Contreras Vásquez, de 18 años, quienes fueron capturados el 31 de julio de 2018 en inmediaciones del sector conocido como ‘El Terminalito’, al sur de la ciudad, tras ser denunciados por una pareja de esposos que asegura que sobre las 12:40 a. m. del día anterior, ellos y otros dos sujetos ingresaron a la finca San José, de propiedad de Juan ‘El Muñe’ Monsalvo, para cometer el hurto y posteriormente, la violación.

Todo lo anterior supuestamente ocurrió en una humilde casa del corregimiento de Los Calabazos, ubicada en jurisdicción de esta capital, en la vía que lleva hacia Bosconia.

LOS HECHOS

“El denunciante como todos los días, se levantó sobre las 12:30 a. m. para despertar a los mañaneros (trabajadores de la finca) para ordeñar el ganado, ya que estaban durmiendo en otra habitación; de repente se escucharon unos gritos y luego entraron varios sujetos al cuarto de la pareja, con pistolas, machetes y un chopo, indicándoles que ‘entregaran la plata’ y empezaron a golpearlo mientras le decían que todo le pasaba por ‘sapo’, que venían por orden de la guerrilla a matarlos. Después de recibir el dinero, obligaron a su mujer a quitarse la ropa frente a todos y la  golpearon a patadas” aseveró el delegado de la Fiscalía 25 ante la vista pública.

En el relato el ente acusador develó además que luego procedieron a acceder sexualmente a la víctima en contra de su voluntad. Según la acusación, los cuatro individuos que habrían perpetrado el robo se llevaron poco más de tres millones de pesos entre dinero y objetos de valor, tras el brutal ataque que supuestamente vivió la pareja, al parecer, como venganza contra el capataz ya que días antes había reportado a su patrón que un jornalero de la finca, que es hermano de uno de los hoy acusados, había matado a un burro ahorcándolo y por ello, este fue despedido.