Diario del Cesar
Defiende la región

Por no repetirle una canción le dieron puñal

438

Hernán Ortiz, de 32 años, fue apuñalado por un amigo al que no le quiso poner tres veces la canción ‘De donde amor’ de Jean Carlos Centeno. El hecho ocurrió en la invasión Altos de Pimienta de Valledupar.

En medio de un acto de intolerancia ocurrido en la mañana de este domingo en una invasión ubicada al noroccidente de Valledupar, un ayudante de albañilería resultó herido a puñal por un amigo, que le asestó la herida de arma blanca en medio de su estado de alicoramiento, por negarse a repetirle unacanción vallenata de Jean Carlos Centeno.

Se trata de Hernán Ortiz, de 32 años, quien colocando música en una ‘picó’, departía con varios allegados en una casa del sector de Altos de Pimienta, y en medio de la parranda recibió a un conocido que llegó al lugar pidiéndole que le sonara el sencillo ‘De donde amor’. Este decidió complacerlo y reproducir en su equipo el éxito del año 2006.

Sin embargo, la ‘tusa’ del agresor era tanta que minutos más tarde le volvió a solicitar que le pusiera la canción, y está nuevamente sonó por los altoparlantes entonando la conocida letra que dice “de donde amor, no tengo amor; me pides luz, no soy la luz. La luz es Dios, yo no soy Dios. Lo que era yo, te lo quedas tú”.

Pero en la tercera oportunidad que demandó que le repitieran el tema de Jean Carlos Centeno, la víctima se negó a complacerlo nuevamente, y por ello su ‘amigo’ empezó a insultarlo para luego sacar un puñal con el que le ocasionó una herida en el abdomen, para luego darse a la huida.

Sintiendo como perdía sangre con rapidez, Ortiz corrió en búsqueda de sus familiares, quienes rápidamente lo auxiliaron y lo condujeron hacia el hospital Eduardo Arredondo Daza- sede La Nevada, donde recibió atención médica preliminar, pero posteriormente y dada la profundidad de la puñalada, fue remitido al hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar, para ser valorado por los especialistas.

“Me dio la puñalada en el abdomen por no querer repetirle el disco. Ya iban tres veces que pedía la misma canción y como no quise, me agredió. Yo salí corriendo porque no me iba a dejar matar”, dijo el afectado.