Diario del Cesar
Defiende la región

80% de población sorda engrosa indice de desempleo en Valledupar

624

De acuerdo al último Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad Auditiva,  en el municipio Valledupar hay 11.873 personas con discapacidad, de las cuales 476 son con imposibilidad sensorial auditiva y 624 del habla. La inclusión laboral es el principal reto de las autoridades para garantizar los derechos y libertades a esta vulnerables población.

Insertar al campo laboral a las personas con discapacidad auditiva es un reto que necesita de la vinculación de entes locales, regionales y nacionales. Registrarlos y localizarlos es el primer paso para alcanzar esta iniciativa que permitiría desahogar las cifras de desempleo en el departamento del Cesar y específicamente en Valledupar.

A corte del 28 de febrero de este año, en el departamento del Cesar están registradas 39.171 personas con discapacidad, de esas, 2.053 son sordas y 1.939 con discapacidad de voz y habla. En lo que respecta al municipio de Valledupar, se tiene que hay 11.873 personas con discapacidad, de las cuales, 476 son con discapacidad sensorial auditiva y 624 del habla.

45 por ciento de esta población son mujeres y 55 % hombres. Hasta el mes de marzo solo el 13% de esta población se encuentra activa laborando y 80% no cuenta con una estabilidad laboral y por ende se ganan la vida de manera informal o independiente.

La Constitución Política de Colombia contempla en su artículo 13 la condición de igualdad de todas las personas ante la Ley; el artículo 47 implementa una política del estado de previsión, rehabilitación e integración social para las personas en situación de discapacidad y; el artículo 54, establece el deber del Gobierno Nacional de ofrecer formación y rehabilitación profesional, al igual que la ubicación laboral de las personas sordas.

En este sentido, Margarita Sánchez, coordinadora para el Acceso a la Promoción de Derechos de Personas Sordas del Instituto Nacional para Sordos, INSOR, manifestó que la institución que representa busca vincularse con los entes de gobiernos locales para focalizar esta población, y así aplicar estrategias que ayuden a disminuir las cifras de desempleo en este sector de la sociedad.

Las declaraciones las ofreció durante la realización del Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad Auditiva realizado ayer en Valledupar, el cual generará un sistema de información que permite recolectar datos continuos y actualizados de estas personas, y así localizarlas y caracterizarlas, con el fin de disponer de información para apoyar el desarrollo de planes, programas y proyectos orientados a la garantía de los derechos de estas personas en Colombia.

Esta iniciativa hace parte del Sistema Integral de Información de la Protección Social –SISPRO, lo que permite la interoperabilidad con otros sistemas de información del Estado.

Sánchez explicó que el objetivo de la actividad fue obtener los datos socioeconómicos  de las personas sordas que viven en el municipio. También se abordó la preparación académica como premisa para insertar a estas personas en el campo laboral. “Se están haciendo algunas alianzas con agencias de empleo en busca de atención, ya que sólo el 17% de las personas sordas en el municipio están laborando bajo contrato y con seguridad social”, dijo.

Ayer mismo se realizó una jornada de intermediación laboral en las instalaciones de la Caja de Compensación Familiar del Cesar, Comfacesar, donde un significativo grupo de personas sordas entregaron su hoja de vida para postularse a las vacantes disponibles. “Es importante destacar que esta población necesita de una mejor preparación académica, hay que facilitarles los mecanismo de comunicación. Muchos llegan a las jornadas de registro y al abordarlos sobre su profesión dicen que son bachilleres y no saben escribir su nombre, ya allí están perdiendo terreno en el campo laboral, y eso hay que atenderlo”, resaltó.

 

ACCESO A PROGRAMAS SOCIALES

 

Ana María Oñate Cuello, coordinadora de Gestión Diferencial de Poblaciones Vulnerables de la Secretaría Local de Salud de Valledupar, explicó que la actividad fue el resultado de la articulación entre Alcaldía, Gobernación del Cesar y el Instituto Nacional para Sordos, INSOR, con el objetivo de lograr que las personas sordas registradas tengan acceso continuo a los programas sociales.

Esta jornada es previa a dos estrategias dentro del municipio Valledupar. Una de ellas consiste en la alianza con Comfacesar que ha dispuesto de su bolsa de empleo para esta población. Recibieron una inducción y capacitación para definir los perfiles y así participen en la inclusión laboral a través de las alianzas que esta dependencia maneja con las empresas de la zona.

El otro convenio de beneficio para las personas con discapacidad auditiva, es específico con la Secretaría Local de Salud, Alcaldía de Valledupar y Comfacesar que abarca los temas de recreación, cultura y turismo. “Estas personas recibirán adiestramiento durante tres meses para luego optar a la oferta laboral que para el momento se tenga disponible. La idea es lograr la inserción laboral que tanto espera esta población”, dijo la funcionaria municipal.

Oñate Cuello resaltó que como Secretaría Local de Salud vienen haciéndole acompañamiento a las EPS para que se dispongan a llenar las fichas del registro, así como velar para que no se les vulneren sus derechos en materia de salud y tenerlos en cuenta según la Política Pública de Discapacidad, aprobada por el Concejo Municipal el 28 de abril de 2018.

 

CON SEÑAS SE EXPRESARON

 

A través del lenguaje de señas, y con el apoyo de un traductor, Augusto Peñaloza, Oñate Cuello manifestó que esta actividad permite a ellos abrir el abanico de posibilidades para lograr un puesto laboral. “Necesitamos el apoyo para nuestra inclusión, somos personas capaces de cumplir el rol que nos asignen porque muchos contamos con preparación académica y no somos valorados”, expresó.

Por su parte Juana Perdomo agradeció esta iniciativa al considerar que el registro les permite acceder a los programas sociales que emprendan los gobiernos municipal y departamental.