Diario del Cesar
Defiende la región

Árboles caídos dejó fuerte lluvia en Valledupar

763

La torrencial lluvia, acompañada por vientos huracanados, que durante la tarde de hoy se registró en Valledupar, por fortuna no dejó novedades graves. Solo algunos árboles caídos en tres sectores de la localidad reportó el cuerpo de bomberos hasta pasadas las seis de la tarde. Algunas acequias se desbordaron por la cantidad de basura que inconscientemente arroja la ciudadanía  sin tomar en cuenta las consecuencias.

Aunque usuarios de las redes sociales divulgaron imágenes de árboles caídos y viviendas afectadas, Tomás Charris, sargento del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, destacó que en la sala de control solo se recibió la información del desplome de dos árboles en el barrio La Nevada y otro en las inmediaciones de la Universidad Andina.

Charris exhortó a la ciudadanía a podar los palos que tengan muy crecidos en los alrededores de su vivienda, ya que representarían un peligro para la infraestructura y por ende afectaría el bienestar del núcleo familiar. Sobre el desbordamiento de la acequia Las Mercedes, esa situación es común cada vez que llegan las precipitaciones, por la cantidad de basura que acumula a causa de la poca cultura ciudadana. “Afortunadamente no hubo estragos, sólo novedades leves”, dijo el funcionario.

 

AFECTADOS

 

Karin Pérez, vecina del barrio La Nevada, contó que su vivienda quedó parcialmente destruida junto a la de su vecina. Un palo de mango de inmensas magnitudes cayó sobre el techo destruyéndolo en gran parte. Un anexo al inmueble también sufrió los efectos de este inesperado episodio.

Pérez se mostró preocupada por cuanto quedó a la intemperie junto al resto de su familia. “Tenemos aquí a una persona de 60 años discapacitada, a quien casi le cae encima el árbol. Una vecina también sufrió los efectos de este evento que nos tomó por sorpresa, por cuanto nunca pensamos que este palo de mango sería un peligro durante los tiempos de lluvia”, expresó.

Edith Jiménez, también residente de la calle 4 del barrio La Nevada, denunció haber sido afectada por la caída de un árbol. Dijo que la sala y dos habitaciones quedaron sin techo por lo que ahora no tendrá donde refugiarse junto a sus cinco hijas.

Jiménez pide la ayuda inmediata de las autoridades  para poder recuperar su inmueble. Resaltó ser madre soltera y no contar con un empleo para responder por estos daños. Dijo que en varias oportunidades alertó a la vecina sobre el peligro que representaba el árbol, pero los propietarios hicieron caso omiso a la advertencia, y ahora estas son las consecuencias, dijo.