Diario del Cesar
Defiende la región

Quema indiscriminada de basura podría paralizar operaciones aéreas en Valledupar

478

Una nueva amenaza pone en riesgo la operatividad en el aeropuerto Alfonso López Pumarejo de Valledupar. Densas nubes de humo por la quema indiscriminada de basura acumulada en los alrededores del lugar, afecta las operaciones del terminal aéreo lo que podría llevar a la suspensión de vuelos en caso de no recibir respuesta de las autoridades locales.

El problema se presenta a raíz de los controles que se le vienen haciendo a los carromuleros para que no boten la basura en el perímetro urbano de la ciudad o a la salida de La Mesa. Esta situación ha conllevado a que estos trabajadores informales, y hasta la misma comunidad, lancen desperdicios en los sectores cercanos al aeropuerto sin imaginarse el grave problema operativo y de sanidad que están ocasionando.

La acumulación de basura se está presentando principalmente en los lotes cercanos a los barrios Nuevo Milenio y 25 de Diciembre, donde además se aprecian constantes nubes de humo por la quema indiscriminada, afectando así la visibilidad de los pilotos que salen o llegan  a las pistas del aeropuerto.

La denuncia fue formulada por Martín Peñaloza, vicepresidente del Sindicato de Trabajadores de la Aeronáutica Civil, Sintraeronáutico, quien destacó que el problema no se presenta solo en el aeropuerto de Valledupar, es un tema a nivel nacional que refleja el peligro aviario que se enfrenta. “La basura además de generar quema sin control, provoca la presencia de animales carroñeros en la zona, que al hacer contacto con los aviones pueden causar eventualidades. Esto es grave porque si un avión va saliendo del aeropuerto y uno de estos animales se mete entre los motores se puede registrar una tragedia. Lamentablemente en el caso de Valledupar, Secretaría de Gobierno no ha querido ponerle freno al asunto”, destacó Peñaloza.

El representante sindical destacó que estos temas que afectan la seguridad aérea conllevarían a la paralización de los vuelos por parte de las aerolíneas y quien debe responder por ello es la administración local. “Hay unos acercamientos entre Aeronáutica Civil, Gobernación y Secretaría de Gobierno, pero no le dan la importancia que esto amerita”.

El tema de la afectación visual en la aproximación a las cabeceras de las pistas del aeropuerto, genera riesgos para la operación aérea y por ende se requiere de una solución inmediata para evitar que las actividades sean suspendidas.

Peñaloza destacó que el aeropuerto Alfonso López Pumarejo presenta una operatividad de cinco vuelos de Avianca, dos del lAN y uno Easyfly; además de los chárter y militares. En cada vuelo comercial en promedio viajan 160 pasajeros.

Yiyo Martínez, dirigente comunitario de Valledupar, denunció que el problema se presenta principalmente en la cabecera de la pista 02 del aeropuerto. Lamentablemente las autoridades locales han hecho caso omiso a esta irregularidad y si una comisión investigadora de las empresas aéreas visitan el lugar, se darán cuenta que es un riesgo latente para la aviación y podrían suspender los vuelos.

“El Gobierno local ha ignorado esta situación que por demás es grave. La basura invade los espacios a la vista indolente de la comunidad y usuarios del aeropuerto. Trabajadores (controladores y bomberos) piden la urgente erradicación de esos botaderos para evitar la presencia de incendios localizados, cuyo humo afecta la visibilidad a los pilotos”, denunció Martínez.

NO HAY DONDE ARROJARLA

 

Carlos Pedraza, carromulero de la zona, manifestó que aunque sabe que es un daño que hacen al medio ambiente no tienen otra parte donde arrojar los escombros o podas. Se defendió manifestando que es la única manera que tiene de ganarse la vida  y en su defecto deberán ser las autoridades locales las que busquen solución al problema.

La misma opinión la tiene Ronaldo Gómez, que aunque no arroja basura, a diario se acerca al lugar a buscar plásticos para la venta. “Esto siempre está lleno de desechos y nunca he visto a ninguna autoridad limpiando el área”.

Nicolasa Vergel, vecina del barrio 25 de Diciembre, manifestó por su parte que ya la situación es incontrolable, la gente lanza basura a cualquier hora. “Ya hemos aprendido a convivir con ella a pesar de los malos olores y los inconvenientes que genera”, destacó.

 

REPUESTA GUBERNAMENTAL

Gonzalo Arzuza, secretario de Gobierno local, manifestó que en diversas oportunidades la administración ha realizado jornadas de limpieza en la zona y la Policía Nacional mantiene constante vigilancia. “No ha sido fácil, estamos trabajando y buscaremos mecanismos para contrarrestar esta situación. Esta semana volveremos con los comités a diario y allí daremos soluciones a esta denuncia”.

El funcionario manifestó que con la aeronáutica tienen un plan de trabajo y solicitaron direccionar las cámaras externas para identificar a quienes se encargan de lanzar la basura e incendiarla, ya que “no es fácil asignar vigilancia constante en ese lugar. Ellos también nos pueden ayudar en ese sentido y dar aviso para buscar soluciones”, dijo.