Diario del Cesar
Defiende la región

En letra muerta quedó ordenanza para crear secretarías de atención a  las comunidades afro

520

Según el DANE, los afrocolombianos en el país ascienden a más de 4.311.000, de los cuales más de 105.000 están en el Cesar. Según cifras de la Unidad de Víctimas, el 9.67% de la población víctima en Colombia es afrodescendiente.

Atrás quedó la discriminación, explotación y maltrato de las personas de piel negra. Ayer el país conmemoró el Día de la Afrocolombianidad y con ello destaca la herencia de comunidades negras, raizales y pelenqueras del país.

Sin embargo, la comunidad afrodescendiente asentada en el Cesar espera por la reivindicación de sus derechos que hasta la fecha siguen en el “aire”, solo en papel y discursos.

Al realizar una consulta entre miembros de esta comunidad afro, la petición recurrente fue la necesidad de implementar la ordenanza 0005 de 2009 expedida por la Asamblea Departamental del Cesar, ya que hasta la fecha ha sido letra muerta y se han dejado olvidadas las reivindicaciones que esta comunidad ha esperado por tantos años.

El reglamento establece adoptar la política pública para reconocer y garantizar los derechos de las comunidades afrodescendientes en el departamento.

La Constitución Política de Colombia en sus artículos 7° y 10° destaca que el Estado reconoce entre sus fines facilitar la participación y proteger la diversidad étnica y cultural de la Nación. Además determina el principio de la igualdad como derecho fundamental para dejar atrás la discriminación guardando el debido respeto a la diferencia, como mecanismo para construir el Estado-Nación y garantizar una vida digna a todos sus asociados.

Tomando en cuenta esta premisa, la ordenanza establece adecuarse a la Política Pública para diseñar mecanismos que garanticen la igualdad de condiciones y oportunidades a todos los ciudadanos.

En tal sentido, ordena crear, reglamentar y poner en funcionamiento entes políticos y administrativos que atiendan directamente la problemática de esta población, para lo cual estipula la constitución de las Secretarías Departamentales y Municipales de Asuntos de Comunidades Negras con presupuesto propio e infraestructura adecuada para recibir a esta población que está en la constante búsqueda de protección por parte del Estado. Ambas dependencias tendrían autonomía para atender asuntos relacionados.

Pero hasta la fecha esta ordenanza, aprobada y no reglamentada, se ha convertido en un saludo a la bandera, ya que lejos de generar resultados para la reivindicación de nuestros derechos, está archivada, engavetada y hasta ahora no se cumple ninguno de sus estatutos, explicó la dirigente afrocesarense, Ana Rocío Jiménez.

Destacó que los miembros de la comunidad afro aún esperan por la implementación de su ordenanza, de los capítulos que hacen falta de la Ley 70 del año 1993 y la reivindicación de los derechos en acciones afirmativas hacia la comunidad negra.

 

LUCHA POR UNA MEJOR COMUNIDAD

 

Argemiro Quiroz, presidente del Consejo Comunitario de Comunidades Negras Los Cardonales del Corregimiento de Guacoche en Valledupar, manifestó por su parte que la lucha va dirigida hacia la consolidación de su comunidad negra asentada en la zona rural del municipio. “Hemos superado ciertas necesidades en el ámbito de servicios públicos y la atención psicosocial hacia las personas víctimas del conflicto armado siempre ha estado presente por parte del gobierno departamental”, explicó.

Se está a la espera del acueducto regional una vez aclarado el conflicto del terreno donde están las tomas. “Una delegación de diez integrantes por comunidades visitarán al propietario del terreno en Valledupar para conciliar y lograr el desarrollo de la obra que tanta falta le hace al corregimiento integrado por 1800 personas”, informó.

Al hacer referencia a la conmemoración por el Día de la Afrocolombianidad, Quiroz manifestó que el Servicio Nacional de Aprendizaje – SENA- se trasladó al corregimiento a acreditar a 25 jóvenes como tecnólogos en Control Ambiental, además de hacer su oferta educativa en beneficio de los afrocesarenses.

Por su parte el director regional del SENA, Carlos Mario Estrada, manifestó que la riqueza étnica y cultural de nuestro país es un factor fundamental para el desarrollo de los procesos de transformación de la entidad. “Por eso el SENA resalta la pluralidad de las etnias y conmemora la lucha de los afrodescendientes por sus derechos y fin de la discriminación. La meta es reivindicar, en todos los sentidos, a las comunidades negras, raizales y palenqueras del Cesar”, expresó.