Diario del Cesar
Defiende la región

Tres exempleados mineros fueron judicializados luego de entregarse ante el CTI

541

Ante un juez de control de garantías fueron presentados ayer, tres extrabajadores de la Multinacional Drummond Ltda. que, según la Fiscalía, lograron pensionarse de manera anticipada mediante el llamado ‘Carrusel de las Pensiones’, a través del cual que se ha defraudado en más de $100.000 millones las arcas de los fondos de pensiones nacionales y del sistema financiero.

Se trata de Luis Emel García Criado, de 54 años; Luis Alberto Rivera Gámez, de 51 años, y Sandro José Bermúdez Guerra, de 48 años,  fueron imputados por la Fiscalía 12 Seccional adscrita a la Unidad de Delitos contra la Administración Pública, encargada de toda la investigación del caso, como coautores los delitos de estafa agravada en concurso homogéneo y simultaneo, en concurso heterogéneo con falsedad ideológica en documento público, este último en calidad de determinadores, los cuales no aceptaron.

En medio de la diligencia que se llevó a cabo ante el Juzgado Segundo Penal Municipal Ambulante con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, el acusador señaló que los antes mencionados obtuvieron la jubilación por parte del Fondo de Pensiones y Cesantías, Porvenir, mostrando documentos falsos emitidos por la Junta Regional de Calificaciones del Cesar (desintegrada a raíz de este caso), que certificaban que padecían enfermedades psicológicas, como trastornos depresivos recurrentes, no recurrentes y de sueño, que les impedían seguir ejecutando cualquier función laboral.

Al cierre de esta edición, el ente acusador solicitaba que a los sospechosos se les concediera la medida de aseguramiento no privativa de la libertad, considerando que no representan un peligro para la sociedad y no se corre riesgo de que evadan el proceso ya que estos mismos se presentaron ante el CTI para enfrentar a la justicia.

 

LA IMPUTACIÓN

“Porvenir le reconoció a Sandro Bermúdez el pago de una pensión por invalidez, pero luego de analizar los elementos probatorios, se estableció que la pérdida real fue del 26.41 % y por ello se indujo en error a la empresa, quien aprobó una mesada pensional que hasta hoy se mantiene vigente por un valor de $139.614.098, sumados a $58 millones pagados por vía de las aseguradoras. En cuanto a Luis Emel García, el 4 de julio la misma entidad le reconoció la pensión por más de $80 millones, mientras que Allianz Seguros lo indemnizó con $55 millones y Suramericana con $25 millones, cuando se probó que no alcanzó el puntaje requerido para la invalidez. Finalmente Luis Alberto Rivera, mediante engaños recibió la pensión por un valor que supera los $120 millones, mientras que de Allianz obtuvo un pago de $65 millones y aportando información falsa de su estado de salud, se le reconoció la invalidez”, subrayó la Fiscalía.

En la vista pública, dicha delegada recordó que el caso se dio a conocer a través de una fuente no formal, que en abril del 2016 informó que la Junta Regional de Calificación de Invalidez del Cesar profería dictámenes espurios a cambio de grandes sumas de dinero, especialmente a trabajadores del sector minero, y luego estas personas copaban su capacidad de endeudamiento en el sector financiero, al tiempo que iban a las compañías de seguro y adquirían pólizas de diferentes modalidades para que una vez alcanzado el estatus de jubilación por invalidez, inclusive antes de ser pensionados, con el reconocimiento de la pérdida de capacidad laboral de un 50 % o más, las obligaciones contraídas fueran asumidas por el sector financiero y por las aseguradoras.