Diario del Cesar
Defiende la región

Mataron a madre e hijo en Pueblo Bello para robarles

690

El atroz asesinato de una adulta mayor y su hijo de 52 años descubierto en la noche del pasado domingo en el casco urbano de Pueblo Bello, ubicado al norte del Cesar, causó repudio e indignación entre sus habitantes, quienes exigieron a las autoridades respuestas prontas por el hecho y sanciones ejemplares para los responsables.

Las víctimas del hecho fueron identificadas como Gloria Mejía de Delgado, de 71 años, y Ramón Delgado Mejía, quienes fueron hallados sin vida al interior de la casa que habitaban en el barrio Centro del municipio, exactamente en la calle 9 # 6-68.

La ausencia de los hoy fallecidos llamó la atención de los pueblobellanos, quienes al no verles desde la tarde del sábado y ver con preocupación que durante el transcurso del domingo no habían abierto la miscelánea ‘Ramoncito’ que tenían en su hogar, sobre todo porque ellos eran puntales para abrir, decidieron ir hasta el lugar para ver si se encontraban bien.

Sin embargo, con el paso de los minutos y al ver que nadie respondía, tumbaron la puerta de la vivienda para entrar a buscarlos. Fue entonces cuando se encontraron con la macabra escena: el hombre degollado y su mamá, ahogada.

 

¿QUIÉN LOS MATÓ?

Según la información entregada por las autoridades, el occiso oriundo de esa misma población que en vida oficiaba como comerciante, presentaba una herida producida con arma corto punzante en la región del cuello, mientras que su progenitora, de origen bumangués, mostraba signos de asfixia mecánica, que de acuerdo a lo indicados por moradores del sector, habrían sido gestadas por personas de procedencia venezolana que tenían cercanía a la familia para robarlos.

“Supuestamente los implicados son una familia de venezolanos que residían en el barrio Geovanny Soto, que habrían ingresado a la residencia”, contó una fuente.

Tras ser alertados, uniformados de la Policía Nacional llegaron hasta el lugar de los hechos para tomar control de la situación, recolectar algunos elementos materiales probatorios y entrevistar a los vecinos respecto a lo acontecido durante las horas previas al hallazgo. A su vez, peritos de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, se encargaron de realizar la inspección técnica a los cadáveres que en la mañana de este lunes fueron llevados a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar, para que les practicaran la necropsia.

 

CAMPANAZO DE ALERTA

Las reacciones por el hecho no se hicieron esperar, y desde el mismo momento del hallazgo hasta al cierre de esta edición, los habitantes de Pueblo Bello reprocharon el crimen, exigiendo justicia por parte de las autoridades y que se mejoren las condiciones de seguridad en ese lugar.

“Lamentamos el hecho violento ocurrido durante las últimas horas, donde personas hasta ahora desconocidas, asesinaron de manera vil y despiadada a Ramón Delgado Mejía y su señora madre Gloria Mejía, donde aparentemente el móvil fue el hurto, pues los delincuentes se apropiaron de dinero en efectivo y mercancías del local comercial de esta indefensa familia. Este viene a ser un nuevo campanazo de alerta para las autoridades locales, ya que curiosamente este hecho de sangre que hoy enluta a toda la sociedad Pueblobellana, ocurrió a escasos metros de la Estación Municipal de Policía”, dijo Edgardo José Carreño Pavajeau, lugareño.

Precisamente, en la tarde de ayer, cientos de pobladores salieron a las calles de ese municipio a machar, alzando su voz de protesta por ese y otros casos de inseguridad que se han registrado en Pueblo Bello, mientras que las autoridades civiles y de fuerza pública se congregaron en un consejo de seguridad extraordinario.

 

LA REACCIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN

“Rechazo de manera contundente los asesinatos de Ramón Delgado Mejía y su madre Gloria Mejía, registrado en nuestro municipio, al parecer cometido por ciudadanos de Venezuela. Exigimos a las autoridades policiales una acción inmediata para dar con los responsables de este caso y evitar que se sigan presentando este tipo de hechos. A los familiares y amigos de las víctimas, toda mi solidaridad, eran personas de bien y trabajadoras a las que el municipio conoció por su buen actuar”, enfatizó el alcalde de Pueblo Bello, Juan Francisco Villazón Tafur.

Cabe mencionar que a raíz del hecho, las autoridades ofrecen una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quien entregue información que conduzca a la captura de los responsables.

“En el consejo de seguridad se planteó lo de la recompensa, y la Administración Municipal la ofrecerá en aras de esclarecer este hecho. Se harán puestos de control, unas barridas con Migración Colombia y estamos a la espera de conocer los resultados de la investigación de la Sijín y Fiscalía General de la Nación”, informó el secretario de gobierno municipal, Adrián Fajardo.

 

¿QUIÉNES ERAN LAS VÍCTIMAS?

Ramón Delgado Mejía era odontólogo de profesión, egresado de la Universidad Santo Tomas de Bucaramanga, pero por muchos años se dedicó al comercio junto con su madre, quien era una humilde ama de casa y por mucho tiempo fue la pastelera de casi todo el municipio.

“Eran unas personas muy sanas del municipio, que no se metían con nadie, eran muy dedicados a su almacén donde vendían variedades, se dedicaban directamente al comercio. Lo más doloroso para el pueblo y para su familia es que se han metido con unas personas buenas y las mataron de una manera infame. Lo que se ha dicho es que posiblemente fue una persona que trabajaba con mi tía, que con su compañero sentimental se metieron en horas de la noche cuando serenaba en el pueblo, unos venezolanos. Supongo que llegaron en confianza y luego hicieron lo que hicieron. Dejaron todo revuelto, se llevaron algunas cosas, las vitrinas las vaciaron”, dijo Clara Isabel Delgado León, prima de Ramón y ahijada de Gloria.

Mencionó además que el sepelio de ambos se hará en Valledupar, según lo acordado por los familiares.