Diario del Cesar
Defiende la región

Quedó en libertad Julian Assange, ´llegó a un acuerdo con el gobierno de EE.UU

11

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, llegó en las últimas horas a un tribunal estadounidense en las Islas Marianas del Norte para firmar un acuerdo con la justicia que le permitirá regresar a su Australia natal.

Assange, de 52 años, vestido de negro y corbata ocre, fue observado al ingresar en el tribunal de este territorio estadounidense en el océano Pacífico mientras era escoltado por su equipo de abogados.

La sala estaba atiborrada por al menos 40 personas. El juez federal le preguntó a Assange qué hizo para cometer los delitos que le acusaban y el activista manifestó que había animado a sus fuentes a proporcionarle información que era clasificada para publicar en su medio y que, con ello, vulneró la Primera Enmienda.

“Creo que la Primera Enmienda y la Ley de Espionaje están en contradicción entre sí, pero acepto que sería difícil ganar un caso así dadas todas estas circunstancias”, dijo Assange después de aceptar el acuerdo que le impuso la justicia de Estados Unidos.

El australiano liberó en 2010 más de 70 mil archivos que evidenciaban los abusos del ejército de Estados Unidos en guerras como las de Afganistán e Irak. Durante los últimos 14 años enfrentó una batalla judicial que terminó este miércoles cuando le concedieron la libertad.

“Con este pronunciamiento, parece que usted podrá salir de esta corte como un hombre libre”, respondió el juez. El activista recuperó su libertad después de enfrentar un proceso por 14 años.

El activista estuvo refugiado 7 años en la embajada de Ecuador en Londres. Después, el gobierno ecuatoriano le levantó el asilo político y fue recapturado en 2019 por la policía británica. Lo mantuvieron detenido en una prisión de alta seguridad mientras se resolvía su futuro judicial.

Estados Unidos lo solicitaba en extradición por 18 cargos, incluido el de piratería informática, que exponían al australiano a una condena de hasta 175 años en prisión.

Este 24 de junio se conoció que el hombre de 52 años decidió canjear su libertad a cambio de reconocer ante los tribunales de Estados Unidos que fue culpable de “conspiración para obtener y revelar información relativa a la defensa nacional”.

Tomó un vuelo que lo llevó desde el Reino Unido hasta las islas Marianas y allí ocurrió la audiencia que lo condenó y, al tiempo, le devolvió la libertad.