Diario del Cesar
Defiende la región

´Lo de Roldán me desilusionó´

14

El fútbol europeo siempre mantendrá sus diferencias con el latinoamericano, y el ámbito del arbitraje no es ajeno a ello. En el partido entre Ecuador y Venezuela, que dejó a la selección vinotinto como ganadora de la contienda, hubo una jugada clave que resolvió el duelo de cierta manera. La expulsión de Enner Valencia fue fundamental para el triunfo de los dirigidos por Fernando Batista.

Felipe Ramos, árbitro mexicano en retiro, habló en Caracol Deportes Domingo sobre la presentación de Wilmar Roldán y criticó fuertemente al encargado del arbitraje entre ecuatorianos y venezolanos. En su concepto, el jcolombiano fue débil en su criterio y necesitó de asistencia para proceder con la expulsión.

“Si amonestó es porque la vio. Él les dice a los jugadores, que la vio. Entonces, si él la vio, un árbitro de su nivel, de Copas del Mundo, de finales de Copa Libertadores y un mundo de palmarés que tiene, pues no puede demostrarnos eso. Creo que hay árbitros que tienen que ser la muestra de lo que es el arbitraje de alto nivel, y ayer lo que vi a mí me desilusionó mucho, que estando de frente a la jugada no haya tomado la decisión de expulsar a Valencia cuando él la vio”.

¿Árbitros con menos preparación?

El analista mexicano comentó que el rol del VAR en Latinoamérica ha tomado protagonismo, al punto de ser la salvación de varios jueces en jugadas claves de diferentes partidos. Esto es un accionar que no ocurre en territorio europeo, y que, por el contrario, es común observar en el rentado colombiano.

“Se ha distorsionado el cómo se debe de emplear en forma correcta el VAR, y hoy es quien dirige los partidos, o quien toma las decisiones importantes en un juego. Si hay una jugada donde te estorban, una jugada en la que vienes lejos, y por la distancia no alcanzas a ver, yo digo de acuerdo que te auxilien. Pero cuando estás de frente a 4 metros y tú ves la jugada y amonestas por esa acción erróneamente, eso no está bien”, añadió.

El juez en retiro expresó que se decanta más por el estilo europeo, que por el de América. En el viejo continente, los jueces tienen un mayor control y dirección de las jugadas, el VAR les respeta sus decisiones, y son mucho menos los casos en los que tiene que revisar acciones.

“A mí me gusta mucho más el estilo europeo, donde los árbitros están tomando decisiones acertadas con responsabilidad, no esperan a que el VAR les esté solucionando a jugadas que ellos deben de solucionar (…) En la Copa América, el árbitro se espera hasta que le digan qué hacer, si hay una jugada de expulsión, se esperan hasta que el VAR les diga y eso es aparte, no me gusta”, apuntó