Diario del Cesar
Defiende la región

´A quienes eligieron el camino de la guerra les caerá el peso de la ley´

52

En los hechos terroristas, tres uniformados de la Policía perdieron la vida.

El presidente Gustavo Petro se pronunció tras los ataques terroristas en los departamentos de César y Nariño, lamentando los hechos y la muerte de tres uniformados de la Policía Nacional.

“Lamentamos profundamente la pérdida del patrullero Brayan Mojica Santos y los uniformados heridos en los atentados terroristas en Taminango, Nariño y Curumaní, César. Extendemos nuestra solidaridad a sus familias”, dijo el mandatario.

En ese mismo mensaje, el mandatario aseveró una vez más que el Gobierno Nacional no detendrá la ofensiva contra los grupos al margen de la ley que atacan a la población civil. “A quienes eligieron el camino de la guerra por encima de la paz, les seguirá cayendo todo el peso de la ley”, agregó.

CARRO BOMBA EN NARIÑO

En la noche del pasado 21 de junio, tres personas murieron después de que un carro bomba explotara cerca de una estación de la Policía en el corregimiento de El Remolino de la localidad de Taminango, en el departamento de Nariño, según informó la Gobernación.

Las autoridades inicialmente confirmaron la muerte de un policía y una mujer, mientras que otras seis personas resultaron heridas por la fuerza de la explosión que causó daños en puertas y ventanas de edificios cercanos a la estación. Posteriormente, se supo que se sumó otra muerte más, la de un hombre, además de nueve personas que resultaron heridas.

El alcalde de Taminango, Fernando Latorre, aseguró que dos de las nueve personas heridas se encuentran en estado grave.

“Es preocupante la situación, rechazamos de manera contundente lo que está pasando en nuestro territorio. Desde hace dos meses, en Puerto Remolino se vivía una tensa calma porque en los primeros meses del año, entre marzo y abril, hubo cerca de 12 asesinatos”, relató el alcalde.

Así, sostuvo que espera que, después del episodio, “se pueda reforzar la seguridad de nuestro territorio y darles tranquilidad a los habitantes de este corregimiento que es la entrada al departamento de Nariño y es prácticamente el centro de la cordillera”.

Sobre los posibles responsables de este hecho, el alcalde Latorre afirmó: “Ningún grupo ha reconocido el atentado, todavía se está investigando el hecho y tenemos un Consejo de Seguridad del departamental a las 10:00 de la mañana”.

También aseguró que no ha recibido ninguna amenaza hasta el momento: “Al parecer, es en contra de la estación de Policía de El Remolino que ya ha sufrido varios atentados (…) han sido tres atentados en casi un año que ha tenido la estación de Policía de Puerto Remolino”.

EN SUCRE

Tras un consejo de seguridad realizado en el municipio de San Marcos, Sucre, miembros de la fuerza pública determinaron diferentes acciones para garantizar la seguridad a los habitantes de esta subregión, luego del ataque criminal que dejó como resultado la quema de maquinaria amarilla utilizada en la construcción de la vía San Marcos – El Llano. Los hechos se habrían registrado el pasado 21 de junio.

De acuerdo con Carlos Navarro, secretario del Interior de Sucre, “se le solicitó al Batallón Junín, del Ejército, que deje unidades fijas custodiando la obra vial San Marcos – El Llano y que patrullen constantemente la zona. También, la Policía Nacional hará acompañamiento a la ejecución de este contrato de obra pública”.

Asimismo, se informó que “el CTI inició la respectiva investigación por daño en bien ajeno y se solicitó a los contratistas colocar la respectiva denuncia. Inteligencia de las distintas fuerzas estarán en la zona hasta esclarecer los hechos”.

De acuerdo con fuentes del departamento de Sucre, hace dos meses el contratista de la obra habría advertido sobre presuntas amenazas. En ese sentido, las autoridades investigan si detrás de la acción terrorista estaría el Clan del Golfo.

PROPUESTAS A EXFARC

De otro lado, el presidente Gustavo Petro invitó a los líderes de las extintas Farc a reunirse para evaluar el cumplimiento o no del Acuerdo de Paz, celebrado hace ocho años con el Estado colombiano, con el fin de presentar una declaración conjunta al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

“Yo creo que tenemos que reunirnos porque en este momento las altas partes contratantes del Acuerdo de Paz son usted y yo. Y ya han pasado ocho años. Creo que tenemos que hacer una evaluación seria sobre cifras y realidades y tenemos que hacer una declaración conjunta ante la humanidad, que es el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, precisó el mandatario.

El mandatario aseguró que los eventos que se han dado en el país y las denuncias de la ciudadania “es parte de lo que tiene que informarse” a la ONU.

“Tuvimos un presidente que dijo –él no, sus amigos–: ‘Vamos a hacer trizas el Acuerdo de Paz’. Bueno, el Acuerdo de Paz está hecho trizas”, dijo el mandatario ante 171 líderes campesinos que sustituyen cultivos de coca por cultivos legales.

“Sé que es grave el problema, sé que hay que aceptar el incumplimiento, sé que hay un fracaso no solo aquí, pero sé que tenemos todavía los instrumentos para resolver los problemas de aquí en adelante si empezamos ya y con organización popular sólida”, dijo el jefe de Estado