Diario del Cesar
Defiende la región

Alertan sobre crecientes súbitas en ríos del Cesar

AUTORIDADES EXHORTAN A LA PRECAUCIÓN

63

Precaución y no visitar los afluentes durante esta ola invernal, son las recomendaciones de las autoridades de Gestión del Riesgo de Desastres en el Cesar ante las alertas del Ideam sobre crecientes súbitas en algunos ríos, principalmente en la zona rural de Valledupar.

En el departamento hay probabilidad de crecientes súbitas en la cuenca alta del río Cesar y sus afluentes, según el último boletín del Ideam, en el que recomiendan especial atención en las riberas de los ríos Guatapurí y Badillo en el municipio de Valledupar, específicamente en los corregimientos de Chemesquemena y Vega Arriba.

Igualmente, en la quebrada La Malena a la altura del corregimiento de Patillal. También recomiendan especial atención en los ríos Sororia, Maracas, Santo Tomás y Tucuy, estos últimos en la Serranía del Perijá, con monitoreo en los municipios de Valledupar, Pueblo Bello, Agustín Codazzi, Becerril y La Jagua de Ibirico.

Se reportan incrementos moderados en el nivel del río Ariguaní y sus afluentes, especialmente para el río Ariguanicito entre otros aportantes a la margen izquierda del cauce principal, en esta zona están en alerta los municipios de Pueblo Bello, El Copey y Bosconia y Chimichagua.

Otras de las emergencias que se vienen presentando en el Cesar por la ola invernal, son los riesgos de derrumbes en varios municipios del departamento, estando en alerta roja González, mientras que en alerta naranja están Aguachica, Agustín Codazzi, Chimichagua, Chiriguaná, Curumaní, El Copey, La Gloria, La Jagua De Ibirico, La Paz, Pailitas, Pelaya, Pueblo Bello, Río De Oro, San Alberto, San Diego, San Martín, Valledupar.

De igual manera, se encuentran en alerta amarilla Becerril, Bosconia, Manaure Balcón Del Cesar y Tamalameque.

Debido a las precipitaciones de los últimos días, se presenta saturación de humedad en los suelos, que dan origen a diferentes niveles de probabilidad para la ocurrencia de deslizamientos de tierra, en zonas de ladera y alta pendiente.

Por ello, desde la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres departamental, Petra Romero, insiste en el mensaje hacia la comunidad para que no frecuentes los ríos durante la temporada de lluvias, ya que los riesgos son altos y las crecientes podrían desatar eventos naturales.

Por el Fenómeno de La Niña en el Cesar se busca prevenir las caídas de árboles, techos, estructuras y otros peligros asociados. Por ello, recomiendan a las personas permanecer en casa, revisar el estado de sus techos, reforzar las estructuras, reportar árboles en riesgo, solicitar ayuda profesional ante cualquier duda o necesidad de reparación mayor, contacten a profesionales calificados.

De igual manera recomiendan estar atentos a las alertas meteorológicas y contar con  un plan de emergencia familiar y asegúrense de que todos sepan qué hacer en caso de un derrumbe o caída de árbol.

Autoridades de Gestión del Riesgo mantienen las campañas de prevención entre los bañistas de los diferentes ríos del departamento.