Diario del Cesar
Defiende la región

Ataque de sicarios a billar dejó un muerto

719

Veinticinco horas después de registrarse un ataque sicarial en el barrio El Carmen de Valledupar, un hecho similar ocurrió en el barrio Los Fundadores de esta ciudad la noche del viernes.

Jaime David Campo Sánchez, de 41 años, fue atacado a bala mientras se encontraba en un billar de razón social Pool Room- Recordar es Vivir. Un pistolero arribó cuando el reloj marcaba las 10:15 p.m. hasta el establecimiento comercial ubicado en la transversal 26#18ª-58 del citado sector popular y le disparó en repetidas ocasiones a su objetivo.

El delincuente actuó en complicidad con otro sujeto que lo transportaba a en una motocicleta y luego de segar la vida de ‘Jaimito’ se marchó junto con su cómplice a gran velocidad a bordo del vehículo sin dejar rastros de su paradero.

El pánico se apoderó de los presentes tras escuchar las detonaciones y al divisar el cuerpo bañado en sangre de la víctima, quien murió instantáneamente a consecuencia de los  proyectiles certeros que penetraron  en la cabeza y  en el tórax.

Los visitantes del local al igual que los moradores del sector, quedaron aturdidos por el hecho violento,  de inmediato alertaron a las autoridades y en una rápida reacción acudieron a la escena del crimen para indagar sobre lo acontecido.

Los testigos presenciales del asesinato aseveraron a los miembros de la Fuerza Pública que el maleante disparó contra Campo Sánchez en repetidas ocasiones, sin que este no tuviera oportunidad de poner a salvo su vida.

Las pesquisas quedaron a cargo de funcionarios de la Sijín de la Policía, quienes escucharon los testimonios de algunas personas, luego procedieron a realizar la inspección técnica al cadáver y lo trasladaron a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar donde llevaron a cabo la necropsia de rigor.

 

HABLA LA ESPOSA

 

Olga Amador, esposa de Jaime Daniel Campo Sánchez, dialogó con esta casa editorial y dijo que aún no se explica porque él se fue para ese sitio. “Él siempre jugaba en otro lugar, no en ese billar. Está extraño todo, nosotros estamos en estos momentos en el limbo, no sabemos qué paso. Él no frecuentaba ese sitio, la ruta que tomó no era la de él, no sabemos qué pasó ni con quien estaba. Mi esposo era una bella persona, tenía un corazón muy noble” concluyó.

El fallecido era oriundo de la capital del Cesar y residía en el barrio Cicerón Maestre, pero frecuentaba el barrio Dangond donde reside su progenitora, quien se encuentra consternada por lo acontecido.

Por su parte el coronel Wilson Pedroza, comandante del Distrito Valledupar, dijo que la acción criminal es materia de investigación y que además el occiso estaba indiciado por el delito de abuso de confianza.