Diario del Cesar
Defiende la región

Cantante vallenato apuñaló a su novia y lo mandaron a prisión

572

“Si usted no es para mí, no es para nadie”: fueron las palabras que expresó un cantante vallenato, antes de propinarle cuatro puñaladas a su novia, en una disputa, cuando al parecer, se encontraba bajo los efectos del alcohol. La agresión ocurrió en una vivienda del barrio Granjas de Provenza parte baja, en el sur de Bucaramanga.

El músico identificado como Edinson Rafael Zabaleta Caro, es oriundo de esta ciudad pero desde hace una temporada está radicado en la capital de Santander. Según informaron varios medios de comunicación locales, el artista le alegaba a su pareja de nacionalidad venezolana, que le había sido infiel.

El acto de violencia se produjo el viernes de la semana anterior. En la audiencia pública que el artista enfrentó en su contra por el delito de tentativa de feminicidio, se conoció que el valduparense llegó hasta el domicilió donde reside la mujer en calidad de inquilina,  con la cual sostiene una relación amorosa de varios meses, allí le reclamó porque esta había departido con algunos conocidos en un establecimiento nocturno, luego de discutir durante varios minutos, la sujetó del cuello intentado dejarla sin respiración.

La fémina como pudo se liberó de las manos del exponente de la música vallenato y se dirigió a otra habitación  de la residencia, donde fue alcanzada por él y recibió las puñaladas en las extremidades inferiores.

 

LA CAPTURA

 

Tras presenciar toda esta escena, la propietaria del inmueble dio aviso a la Policía, que al poco tiempo hizo presencia en la vivienda y capturó al señalado. La extranjera fue llevada a su centro médico del área metropolitana.

Zabaleta Caro, de quien se conoció que es integrante de una agrupación vallenata que realiza presentaciones en establecimientos comerciales, manifestó durante la audiencia que la misma joven se habría ocasionado las heridas. Según él, porque ella habría prometido dañarle su carrera musical; esta versión de los hechos es investigada por las autoridades judiciales.

El acusado no se allanó a los cargos que la Fiscalía le imputó y al finalizar la diligencia judicial un juez de control de garantías le dictó medida de aseguramiento intramural.