Diario del Cesar
Defiende la región

Un mejor estar para la cultura

10

La cultura merece los mejores liderazgos, especialmente aquellos cuando focalizados están en la certidumbre de ser, como en efecto es, una vía poderosa y potente para el integral progreso de los pueblos; y más aún, en la comprensión que así entendida y exigida, arroja resultados positivos para el bien común, que es expresión a la cual se le han dado múltiples sentidos en la filosofía social, en la política, en el derecho y fundamentalmente remite a algo que se pretende que es bueno o beneficioso para todos los integrantes de una sociedad o comunidad; más cuando nos encontramos como hoy, asombrados ante una era de cambios, transformaciones en vínculos sociales, valores, tecnología, geopolítica y liderazgos de todo orden, por lo que debemos propugnar porqué prevalezcan de manera relevante las cooperaciones entre Estados y personas, se ganen espacios, se generen lealtades e irrumpa en positivo y prospectivamente respecto de lo nuevo, lo creativo y lo innovador.

Merece la cultura adentrarse en las comprensiones mejores, exigirse cada vez más e ir tras positivos resultados en beneficio y aprovechamiento de todos, al tiempo de ser un todo central de civilización e imponer restricciones a mezquinos impulsos individuales que afectan negativamente la convivencia social, a fin que se desarrolle mayormente, decrezca todo asomo de malestar y surja la posibilidad que se enruten las energías hacia el arte, la ciencia o la espiritualidad; en todo caso, hacia estados y estadios tanto mejores como superiores.

Interesa para la cultura líderes preparados, significativamente nutridos en lo vanguardista, dispuestos, osados, reflexivos, razonados, dedicados al autoconocimiento y al conocimiento colectivo, diseñar y trazar mapas de ruta sobre sus estrategias y acciones de forma adecuada e idónea, a efecto de así erradicar lo negativo y trabajar, entre otros aspectos, en favor del desarrollo de la cultura en todas sus múltiples y variadas dimensiones en las que de manera compartida resida la esperanza y la posibilidad de bien y mejor estar, ya que la cultura, repito, es imprescindible para el progreso en forma sólida y nunca girando en la actuación, la imagen y el espectáculo, ya que sería un todo insuficiente, cuando lo que verdaderamente importa son resultados que puedan ser percibidos por una sociedad culta, además de exigente y demandante, en lo que es indispensable contar con espacios para la introspección, donde puedan trabajarse cuestiones y asuntos vinculados con el carácter y la personalidad.

Igualmente, ir más al contenido que al continente, indicar siempre que lo más importante en la comunicación es el contenido, la historia que se cuenta, las palabras y las formas, dado que un liderazgo cultural orientado a lo efectivo es camino poderoso para el progreso, evitar que la eternidad de los conflictos y contrarrestar los infelices y desventurados autoritarismos que acechan en el porvenir con la continuación de crisis; razón entre otras muchas por las que debamos trabajar con denuedo tras tiempos y posibilidades con mayor cultura, prosperidad, bienestar y progreso. Tarea y compromiso inaplazable que deben ser. saramara7@gmail.com