Diario del Cesar
Defiende la región

Carlos Carrillo, director de la Ungrd, tuvo salida en falso: se agarró con congresistas del Pacto y fue acusado de “destilar odio”

27

El director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Carlos Carrillo –uno de los escuderos irrestrictos y radicales del presidente Gustavo Petro–, protagonizó este martes una controvertida salida en falso durante un debate de control político en el Congreso. Sus declaraciones y explicaciones levantaron tal ampolla entre los parlamentarios que causaron, inclusive, el descontento de los propios senadores de la bancada de Gobierno.

Carrillo fue citado a un debate en la Comisión VI del Senado para hablar de las medidas, estrategias y determinaciones que ha tomado desde la entidad para atender situaciones de gestión del riesgo. Lo anterior, no solo ante la ruptura del dique ‘Caregato’ en La Mojana y la eventual llegada del fenómeno de La Niña, sino ante la seguidilla de cuestionamientos que siguen pesando contra la Unidad por presuntos escándalos de corrupción en materia de contratación.

Si bien el director hizo una presentación concentrada en ‘Caregato’ y aseguró que el Gobierno cerrará definitivamente el dique, durante su intervención –con su marcado tono confrontacional– lanzó varios comentarios que no tenían relación con el debate y que desataron el descontento de los asistentes.

Carillo, que una y otra vez responsabilizó al exdirector Olmedo López por los líos y fallas en la gestión de la entidad, llegó a decir que aterrizó a la entidad en búsqueda de profesionales idóneos, por lo que tuvo que salir de funcionarios “corbata” y de “novias de senadores”: “He estado cortando corbatas, cargos políticos, novias de senadores, que las hay de congresistas, para contratar personas con toda la idoneidad y capacidades técnicas”.

Al margen de unas risas aisladas entre las barras de la Comisión, el comentario generó rechazo e indignación. La misma molestia se desató cuando sugirió que el Gobierno de Gustavo Petro no aceptará “extorsiones” frente al manejo de la entidad o cuando cuestionó la elección de los senadores del Pacto Histórico.

Inclusive, durante su intervención, manifestó que el municipio de Girón, en Santander, le hacía gala a su nombre porque desde la Ungrd no se ha hecho más que “girar, girar y girar” recursos. En ese sentido, alertó por las fallas de los contratistas a cargo de las obras, en particular, los encargados de Caregato, provenientes de Santander.

“Olmedo López es un bandido y claro que sí asumimos responsabilidades políticas (…) hemos dicho que su nombramiento fue un error, como lo fue Sneyder Pinilla (exdirector de la entidad), que venía del Clan Aguilar. Pero acá lo misionalidad de esta entidad no ha parado un segundo”, manifestó Carrillo.

Tras la intervención de Carrillo, uno de los primeros en sentar su voz de protesta fue el senador Julio Alberto Elías, de La U, quien es vicepresidente de la Comisión VI. El parlamentario cuestionó los temas que terminó abordando el director de la Ungrd, en lugar de hablar de las medidas para mitigar el riesgo y atender desastres.

“Usted dice que el Gobierno no va a aceptar extorsiones. ¿Extorsiones de quién? Las extorsiones son un pan de cada día en el país. La gente por lo que está clamando por una solución a su estilo de vida, a las inundaciones. No creo que eso sea extorsionar”, dijo Vidal, que instó a Carillo a contestar preguntas sobre la gestión del riesgo.

Sin embargo, quien fue más contundente fue el senador Pedro Flórez, del Pacto Histórico. Aun cuando hace parte de la bancada de Gobierno, el parlamentario criticó con dureza la intervención de Carrillo y lamentó que el país aún no cuenta con respuestas frente a cómo se está mitigando el riesgo previo a la llegada de las lluvias.

“Lo que queremos es escuchar cómo se está preparando el país para mitigar el riesgo que representa la llegada del fenómeno de La Niña. En su intervención se excedió un poco. Este no es un espacio para venir a hablar de las novias de los senadores. Usted se dedicó a cuestionar la forma como esta Comisión y esta mesa directiva ha llevado adelante el debate; cuestionó que sea propositivamente; cuestionó y habló de la democracia representativa y democracia directa; cuestionó el mecanismo de elección de los senadores del Pacto Histórico”, reclamó Flórez.

El congresista lamentó que, además de estos temas que no tenían relación con el debate, Carrillo no habló de medidas para regiones como el Atlántico y lo acusó directamente de faltarle el respeto a los congresistas. “Si usted hubiese entendido el sentido de esta citación, no hubiese empleado tanto tiempo como el que empleó. Para eso fue citada esta Comisión, para escuchar una soluciones que no conocemos y que, como no conocemos, no podemos debatir sobre ellas”.

Por su parte, desde la oposición, la senadora Ana María Castañeda (Cambio Radical) aseguró que Carrillo llegó a la defensiva y en espacios de este calibre siempre “provoca un escenario de conflicto”. En esa línea, lo acusó de “destilar odio hacia los políticos y hacia el Congreso”. Además, le recordó que no fue citado para salir en defensa del exdirector Javier Pava, como Carrillo lo hizo en un momento de su intervención, destacando que el primer director de Petro en Gestión del Riesgo era un ferviente creyente del proyecto del cambio.

“Al exdirector Pava le costó el cargo ser frívolo y desalmado (…) una persona desalmada no puede estar en un cargo como el que está usted, porque es gestión del riesgo, es atender a la población que está sufriendo algún tipo de desastre. Avanzamos más si nos enfocamos y no botamos tanto veneno. Los ejemplos que ponen me parecen atrevidos”, declaró Castañeda.

Incluso, la senadora santandereana Sandra Jaimes, del Pacto Histórico, le tuvo que pedir explicaciones luego de que Carrillo insistiera en que desde la Ungrd hubo frecuentes giros a Santander: “Se deja un manto de duda”, alegó.