Diario del Cesar
Defiende la región

Con honores fue recibido en Valledupar soldado asesinado en Cauca

HOY SERÁ SEPULTADO

25

Al aeropuerto Alfonso López de Valledupar, llegó ayer el cadáver del soldado del Ejército Nacional, Jorge David Fuentes, de 26 años, quien fue ultimado el pasado fin de semana, en combates con las disidencias en Argelia, Cauca.

La aeronave militar aterrizó pasadas las 12 del mediodía, y una vez que descendió el ataúd, en calle honor fue recibido por sus compañeros, ante la presencia de sus familiares y amigos que lamenta esta tragedia.

Karina Ahumada Fuentes, hermana del soldado, manifestó que el duro golpe que está viviendo la familia, ya que el soldado debía llegar a descansar por sus vacaciones y hoy lo están recibiendo en un ataúd. “Nosotros hablamos por última vez a través de una videollamada y no estaba satisfecho con su traslado a esa zona. Sin embargo, estaba muy ansioso por llegar a Valledupar a pasar sus días libres y poder ayudar a su papá”.

Aseguró que Jorge David siempre se mostraba dispuesto con su labor, y su objetivo era trabajar para ayudar a la familia, ya que era el mayor de cuatro hermanos.

Como se recodará, los combates se estaban registrando desde el pasado 2 de mayo, con la estructura residual Carlos Patiño en la vereda Bolivia, según informó el Comando Específico del Cauca, unidad orgánica de la Tercera División del Ejército.

El Ejército a través de un comunicado manifestó que los combates se originaron tras la “neutralización de tres de sus integrantes y la posterior captura en flagrancia de cinco más, a quienes se les incautó su armamento de dotación, explosivos, municiones y material de intendencia. En el momento en que se planeaba la operación aérea para extraer al personal aprehendido y con el ánimo de proteger la vida de estos sujetos, las tropas fueron atacadas desde diferentes puntos, iniciándose así los combates en este sector del país”.

En este lamentable hecho también fallecieron los soldados Camilo Andrés Molina, de Galeras, Sucre, César Javier Sosa Ballesteros, procedente de La Mesa, Cundinamarca, y Jairo Urrego, oriundo de Chigorodó, Antioquia, quien tenía 11 años en la fuerza militar.

Jorge David Fuentes residía en el barrio Los Fundadores de Valledupar. El cuerpo está siendo velado en una funeraria de la ciudad y hoy recibirá cristiana sepultura.