Diario del Cesar
Defiende la región

¿Por qué el poder no la trasnocha? responde Francia Márquez

16

A Francia Márquez Mina, la vicepresidente de la República, no se le ha subido el poder a la cabeza. Al menos eso es lo que ella misma dice y defiende, además tiene claro que en su futuro no está ni una candidatura presidencial, ni mucho menos para ser gobernadora o alcaldesa, pero sí espera estudiar, volver a tener más tiempo en familia y seguir siendo lo que siempre ha sido.

La vicepresidente de la República, Francia Márquez, en entrevista con Colprensa, se defendió de las críticas que le han hecho por su forma de actuar y los supuestos cambios que ha tenido. “No he perdido la empatía. Una cosa es lo que dicen los medios, que han creado una narrativa sobre mí que no es. Hasta en partidos de fútbol se atreven a ponerme en ridículo, cuando creo que el fútbol es pasión y alegría. Cuando hablo de esto dicen que soy una resentida o que para mí todo es racismo, pero eso existe, hay una estrategia de ridiculizar y caricaturizar a la gente negra o decretarla como incapaz”.

Márquez defiende su origen y su gestión de líder comunitaria. “A mí me cuestionan por lo que soy y lo que represento, y eso no va a cambiar. Yo seguiré siendo una mujer humilde, lo que más me gusta es irme para mi casa a sembrar y en la medida que puedo lo sigo haciendo, con mi comunidad y mi gente. Quienes me conocen saben que sigo siendo la misma, que el poder no me vislumbra. Tengo carácter, uno no sobrevive en este país tan machista y misógino si no lo tiene, pero tener carácter es una cosa y perder la humildad es otra”.

Resalta que “mis hermanos siguen haciendo la vida como antes, quizás con más riesgos, pero siendo los mismos. Lo único que he visto es que desde que estoy acá me he alejado de mi familia y eso da nostalgia, pero decidimos hacer este camino por el país y seguiremos adelante”.

De su futuro político es concreta, “a mí me eligieron para cuatro años y eso haré, después quiero irme a estudiar, descansar y pasar tiempo con mi familia” y complementa que en el presente “estamos trabajando sin descanso por tener país más igualitario y equitativo, un país con menos violencia, un país donde a las mujeres no se les asesine y un país de oportunidades para la juventud”.

Con respecto a si es cierto que ya en Cauca, su departamento no la quieren, ella es tajante en decir que eso no es cierto. “No es lo que siento y veo cuando voy a mi comunidad. Voy a mi municipio y el cariño es inmenso, aunque por supuesto no falta quien genere cizaña, pero son los proyectos y las inversiones las que hablan”.

Defiende además lo que ha hecho en este tiempo, “yo pregunto: ¿cuándo en gobiernos anteriores se gestionó la entrega de 27 ambulancias que hicimos para los municipios del Cauca? ¿Quién había pensado en el desarrollo turístico del departamento? Siempre lo habían estigmatizado como zona roja, desconociendo todas las oportunidades de fortalecimiento económico a partir de su belleza, de su biodiversidad, de su gente, de sus ríos, de sus montañas, de su mar. Resolver el conflicto armado solo es una parte de la Paz Total, la otra es la inversión social”.

Frente a la asamblea constituyente de la que habla el presidente Gustavo Petro, la vicepresidente sostiene que “el pueblo, como constituyente primario, tiene el derecho a revisar y decidir”. “Varias de las reformas que le han hecho a la Constitución de 1991 desmontaron algunos derechos que amparaba, como a la igualdad y la equidad, a la salud, a la educación. ¿Cómo es posible que en este país los niños se mueran de desnutrición o que no haya agua potable en muchos municipios? Hay problemas estructurales y si bien considero que la Constitución del 91 es de la más progresistas de América Latina, hubo cambios que significaron un retroceso. También hay artículos que no se han implementado, pues el Congreso no ha hecho su tarea”, sostuvo.