Diario del Cesar
Defiende la región

Creciente del Guatapurí se llevó varias carpas en Hurtado

EL CESAR EN ALERTA ROJA

10

Momentos de angustia vivieron algunos comerciantes establecidos a orillas del río Guatapurí en el Balneario Hurtado de Valledupar, luego que una creciente delH afluente arrastró al menos seis carpas que utilizan para ofrecer servicios de restaurante y bebidas.

Por fortuna solo hubo daños materiales y algunos comerciantes lograron  rescatar otros bienes, a pesar del peligro que representaba la corriente de agua que sobrepasó los muros de contención que están en la orilla.

Turistas y visitantes debieron desalojar el área, mientras los comerciantes perdían parte del trabajo y sus bienes por los efectos de la temporada de lluvias.

La Defensa Civil hizo presencia en el lugar para despejar el área y pidió a los bañistas y habitantes de la margen derecha del río, estar atentos ya que los pronósticos de lluvia permanecerán en los próximos días.

Petra Romero, jefa de la Oficina de Gestión de Riesgo del Cesar, manifestó que en varios municipios del Cesar hubo reportes de emergencia por los fuertes aguaceros registrados en las últimas horas sobre el territorio.

Hay unas alertas en la cuenca alta del río Cesar, en la cual hay probabilidades de creciente súbita en sus afluentes, por lo que se recomienda a la población abstenerse de visitar los ríos. Se recomienda especial atención en los ríos Guatapurí y Badillo en el municipio de Valledupar.

“Hay que estar muy atentos, porque está en alerta roja esa cuenca, lo que provocaría el aumento desmedido del nivel del río Guatapurí. Asimismo, están en vigilancia los corregimientos de Chemesquemena, La Vega Arriba, la quebrada La Malena, en Patillal”, explicó la funcionaria.

Agregó que se viene realizando un trabajo mancomunado con los coordinadores municipales, quienes mantienen la vigilancia para actuar en caso de una emergencia natural.

Informó que el pasado viernes se registró además un temblor que afecto a los municipios de Manaure, Codazzi y otras zonas donde se registraron algunos deslizamientos, sin embargo, la situación está controlada.

En el municipio de Curumaní llovió toda la noche del viernes y madrugada del sábado, dejando afectaciones en la zona rural, específicamente en la vereda El Piñón, donde se están realizando labores de inspección para determinar los daños y activar las rutas de atención por estas inundaciones.

En el Cesar autoridades reportan alerta roja por las crecientes en los ríos. Piden a la población tomar medidas preventivas.