Diario del Cesar
Defiende la región

Hoy es el Día de los Trabajadores, no el Día de Petro

17

Por segundo año consecutivo, la Confederación General del Trabajo CGT, no participará en las movilizaciones de los trabajadores este 1 de mayo, debido a su inconformismo frente a que Gustavo Petro no es quien debe convocar las marchas.

De acuerdo con lo planteado por la Confederación General del Trabajo CGT, es un desacierto que el Presidente haga parte de las movilizaciones del 1 de mayo puesto que ese es un día para los trabajadores.

“El Presidente de la República demuestra que ha perdido el control, convoca nuevamente a los trabajadores a que marchen a su lado(…) utilizando esta fecha tan significativa para presionar la aprobación de las reformas”, plantea la CGT.

Ante el anuncio de Gustavo Petro, la Federación Departamental del Trabajo se bajó de las movilizaciones del día del trabajador y le hizo un llamadlo al jefe de Estado a no utilizar esa fecha para “manosear” un movimiento sindical.

“La CGT no comparte ni permitirá que el actual Gobierno quiera instrumentalizar un espacio que le pertenece a la clase trabajadera, por lo tanto debe quedar claro, que este año tampoco se movilizará en defensa de los intereses del Gobierno Nacional (…) pero si conmemorará esta importante fecha, realizando actividades culturales, académicas y concentraciones”, aseguró el gremio.

Finalmente, presidente de la CGT Antioquia, Rubén Darío Gómez Hurtado, manifestó que la movilización del 21 de abril debe ser escuchada por el Presidente. “Nosotros salimos el pasado 21 de abril a hacer la protesta frente a un régimen que no le compartimos que marque la población. No queremos que el país esté estatizado”, añadió.

¿MARCHA POLÍTICA?

Son tradicionales en Colombia las movilizaciones de cientos de personas el 1 de mayo, en conmemoración del Día Internacional del Trabajo; sin embargo, las marchas previstas para hoy estarán marcadas por un tono más político y en favor del Gobierno de Gustavo Petro.

Ese es el ambiente que se respira y lo que se cree ocurrirá hoy Primero de Mayo, tras las declaraciones públicas lanzadas en los últimos días por el Presidente en sus redes sociales y en sus discursos, invitando a los colombianos a salir a las calles.

“Con o sin tarima caminaré en la marcha del primero de mayo, los y las invito a acompañarme Muchas veces han intentado silenciarme y silenciar al pueblo. Para evitarlo, están los megáfonos. Este 1 de Mayo vamos a caminar para que Colombia avance”, señaló Petro en su cuenta de X.

“Hoy 1 de cada 8 mujeres se puede pensionar, yo les propongo que todas puedan con la reforma pensional. El 1 de Mayo a las calles”, señaló en otro mensaje.

Mientras muchos integrantes de la oposición califican al Presidente como “aprovechado” por convocar a las marchas en esta fecha, donde históricamente sindicatos y trabajadores salen a las calles a exigir mejores garantías para sus labores, el mandatario se defendió con el argumento de que sale a las calles a apoyar a la clase obrera.

Otros sostienen que las manifestaciones de mañana son una respuesta desesperada por intentar igualar los masivos reclamos a la gestión en las protestas realizadas el pasado 21 de abril, en varias ciudades.

Según Yann Basset, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticas y Urbanos de la Universidad del Rosario, existe una ambigüedad con respecto a las marchas tradicionales del día del trabajo, pero también una respuesta del Gobierno en responder con movilizaciones a la oposición.

“Estas marchas del miércoles hasta cierto punto hacen parte del pulso que el Presidente lanzó sobre el apoyo de las calles que busca para su agenda de reforma, pero también son marchas tradicionales del 1 de mayo. Se va a medir hasta qué punto ahí la convocatoria del Gobierno puede ser igualada”, afirmó en diálogo con Colprensa.

Incluso sostuvo que esta convocatoria es “un doble juego del Gobierno”, en tratar de apostar a las reformas a la salud y los acuerdos con las EPS, pero también la estrategia de movilización a las calles para apoyar las reformas que tanto han sido discutidas desde el Congreso.

Por su parte, Carlos Charry, director de Doctorado y Maestría en Estudios Sociales, calificó de “inusual” que las marchas donde son históricamente protagonizadas por los trabajadores, queden cooptadas por el Presidente.

“Aunque no teníamos un Gobierno que no simpatizaban con el movimiento obrero sindical, como el de 1930 con Alfonso López Pumarejo; esto no es un pretexto para decir que el Presidente pueda tomarse ese espacio que está consagrado al movimiento obrero y sus demandas y para que sus reclamaciones y su agenda política sea tenida en cuenta”, aseguró.

Sostuvo que “se puede estar jugando un papel oscuro en términos de que se quiere cooptar una movilización histórica que tiene su organización de base político partidista y no con los fines de defensa de los derechos de los trabajadores. Tanto aquí como en el mundo, los protagonistas son los obreros”.

El experto afirmó que estas protestas pueden servir como una especie de distractor de una serie de problemas del Ejecutivo en términos de ejecución, y en temas que aún preocupan en lo social como lo son la inflación, el desempleo y hasta la disminución de la política extranjera.

“Hay un gran pesimismo y probablemente el Presidente quiere enviar un mensaje de tranquilidad y de que bajo su mandato se van a hacer las reformas que se prometieron en campaña. Ya hemos visto que se requiere de un esfuerzo de concertación y de alguna manera el tono político va a depender mucho de cómo se exprese y la posición de su discurso en las marchas del 1 de mayo”, añadió.

A pocas horas de las anunciadas protestas, aún se tiene una total expectativa sobre qué tantas personas acompañarán a Petro, pues varios grupos de sindicatos como la Confederación General del Trabajo CGT dieron a conocer que este 1 de mayo se tienen pensadas concentraciones virtuales, sin marchas./Colprensa