Diario del Cesar
Defiende la región

Con plata de los carrotanques se ´pagaron´ los votos en la Cámara

489

Un escándalo de insospechables consecuencias en el que se vería envuelto el Gobierno y numerosos parlamentarios de la Cámara de Representantes está a punto de estallar, cuando el exsubdirector de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD Sneyder Pinilla,  le cuente a la Fiscalía General de la Nación detalles de la negociación hecha para la adquisición de 40 carrotanques para llevar agua a La Guajira y cuya compra se hizo con sobrecostos superiores a los 28 mil millones de pesos.

Lo que está a punto de conocer el país, si es que Pinilla colabora y llega vivo a la diligencia con la Fiscalía, es que parte de la plata de los sobrecostos de los carrotanques fue a parar a bolsillos de algunos parlamentarios de la Cámara de Representantes a quienes se les compró el voto para que aprobaran la reforma a la salud presentada por el Gobierno. Este sería el mayor escándalo de corrupción de la administración del Presidente Gustavo Petro contado por un exfuncionario a quien le encomendaron la criminal conducta de buscar plata para pagarle a los legisladores.

Hace pocos días Sneyder Pinilla, exsubdirector de Manejo de Desastres, tocó las puertas de la Fiscalía para destapar la olla podrida en la UNGRD.  Y de acuerdo con fuentes próximas al exfuncionario este ha dicho que a la cárcel no irá solo. ´Hay congresistas y altos funcionarios del Gobierno que van a resultar salpicados en su confesión´, anotaron.

EN LA CLANDESTINIDAD

En estos momentos Sneyder Pinilla, exsubdirector de Manejo de Desastres de la UNGRD y para entonces ´mano derecha´ de Olmedo López se encuentra en la clandestinidad, dispuesto a contar todo lo que ocurrió y quiénes son los principales responsables de la olla podrida que se destapó en la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD.

El solo hecho de que Sneyder Pinilla haya dicho que está dispuesto a llegar a un proceso de negociación con la Fiscalía, tiene temblando a congresistas, miembros del Gobierno y funcionarios de la institución.

Al parecer, la compra de los 40 carrotanques para llevar agua a las poblaciones en La Guajira, adquiridos por 46.800 millones de pesos, con sobrecostos millonarios direccionados a contratistas, sería apenas la punta del iceberg.

EL ABOGADO MORENO

El exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, quien protagonizó un vergonzoso escándalo en el ente acusador tras haber sido condenado por el sonado caso del ´cartel de la toga´ , es el defensor del exsubdirector de Atención de Desastres, Synder Pinilla. En el foro judicial se le reconoce a Moreno su experticia en esta clase de negociaciones. De hecho manifestó:  “Hay altos funcionarios de todos los poderes involucrados en estos actos de corrupción que se están investigando. Es un tema que forma parte de la negociación, esperamos que la Fiscalía abra los escenarios y que el país sepa quiénes están involucrados. Quiero decirle que Sneyder no es la cabeza, hay personas mucho más arriba que se han beneficiado y han pelechado de esa institución, de la que formó parte, y su verdad hoy tiene temblando a muchos”, explicó del abogado Moreno.

Sin embargo, no da nombres, se los reserva para la eventual negociación. “Por lealtad procesal es un tema que no puedo ventilar, pero sí le digo que hay altos funcionarios y aforados involucrados. El balón está en el campo de la Fiscalía, la verdad es mi compromiso, esperamos las garantías de seguridad porque hay poderosos que están muy preocupados de que se le dé marcha”, afirmó Moreno.

ACEITE Y NERVIOSIMO

Es evidente que el solo hecho de que Synder Pinilla haya dicho que se va para la Fiscalía a contar la verdad, originó un ´corre que te coge´ en los pasillos del Congreso, donde sí se sabe que fue lo que pasó y la manera como corrieron ríos de plata mientras se tramitaba la reforma la salud

El nerviosismo se ha apoderado de la mesa directiva y de parlamentarios, especialmente de la Cámara, donde se habrían dejado aceitar por la UNGRD; también hay altos funcionarios del Gobierno en la lista y toda la red de corrupción que se instaló en la entidad, en cabeza de Olmedo López.

EL CASO EN LA FISCALÍA

La fiscal 79 de la dirección Especializada contra la Corrupción ha legalizado evidencia, de cara a una imputación dentro del escándalo de la compra de carrotanques para llevar agua a La Guajira y por lo que la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD desembolsó 46.800 millones de pesos a una empresa sin experiencia ni músculo financiero,  pero que sirvió para ´comprar´ votos de congresistas en la Cámara Baja.

Al despacho de la Fiscal han llegado las aproximaciones del exdirector de la UNGRD Sneyder Pinilla, para una posible colaboración con la justicia.

De hecho, Pinilla fue el primero en levantar la mano en busca de un principio de oportunidad, a través de su abogado, el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno.

​Más allá del episodio que vivió el exfiscal por el escándalo del cartel de la toga, entre colegas admiten su experticia en el campo de la negociación y el hecho de que su tarjeta profesional está vigente.

TEMEN QUE LO MATEN

Varias personas y algunos medios de comunicación han tenido acceso a hablar con Pinilla, quien no deja de expresar su preocupación por sui vida.  A varias de las personas con las que ha dialogado les ha confesado que teme que lo maten. “Quiero contar la verdad, pero siento que no tengo garantías y temo por mi vida y futuro jurídico. Tengo el temor fundado de que solo quieren escuchar la información para proteger a los poderosos implicados para después dejar mis afirmaciones en los pasillos del olvido, donde se archivan muchos procesos. Como pasó con el señor Jorge Enrique Pizano en el caso Odebrecht. Yo ya abrí la boca y estoy en peligro”, afirmó Pinilla a la revista Semana.

BUSCA PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD

El exsubdirector de Atención de Desastres, quien además está buscando que el principio de oportunidad le garantice inmunidad plena, insiste en la seguridad que requiere. “Créame, para mí no es nada fácil delatar y contar la verdad, ser el sapo me pone en la mira. No hay marcha atrás y claro que estoy solicitando un principio de oportunidad e inmunidad total. Esos señores serán mis enemigos toda mi vida hasta el día de mi muerte. Debo ser muy claro, no quiero suicidarme, no tengo agua con cianuro en mi casa. Si algo me pasa es responsabilidad de gente que hoy está en los poderes públicos. Ellos me quieren callar”, manifestó.

DESCONFIA DE LA FISCALÍA

Pero el mayor temor de Synder Pinilla no está en sus enemigos. Está en la propia Fiscalía ya que ha dejado ver su desconfianza hacia el ente acusador-

Al respecto, Pinilla asegura: “Soy un testigo valioso para la verdad que el país reclama. Testimonios como el mío, evidentemente, les interesarán a las verdaderas cabezas, que al final del día nos utilizan y hoy buscan cómo opacarnos. Y sí tengo miedo, y sí me tiemblan las piernas, pero para resolver su pregunta, estoy convencido de que mi camino es colaborar con la justicia y decir toda la verdad. Espero que la Fiscalía no se venga en mi contra, me mamen gallo con el principio de oportunidad o les dé por perseguirme de forma salvaje y vengativa. Contaré los nombres de sus protagonistas, examigos que hoy seguro me odian porque decidí romper mi silencio”, afirmó

LA HISTORIA DE PINILLA

Snyder Pinilla es un joven político del partido Conservador de Santander. Su principal cargo fue el de haber sido elegido alcalde de Sabanas de Torres dónde llegó como ficha del clan Aguilar, de Santander, cuya cabeza es el condenado exgobernador Hugo Aguilar.

LA REVENTAZÓN

Personas allegadas tanto a Pinilla como a Olmedo López han dicho que toda la indignación de los dos funcionarios contra el Gobierno se origina cuando desde la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República los denuncian penal, fiscal y disciplinariamente.

Una persona muy allegada a Pinilla dijo: ´Ellos (Pinilla y Olmedo) robaron para el Gobierno, sacaron plata del sobrecostos de los carrotanques para comprar votos de los congresistas y de esa manera fuera aprobada en la Cámara de Representantes la reforma a la salud, y ahora los echan al agua. Por eso ellos toman la decisión de contarle todo a la justicia´ dijo la fuente.

En este caso está claro  que Pinilla sería una ficha clave del engranaje corrupto que ahora busca confesar.

Desde su cargo, según indica la evidencia, tuvo todo el control de la estructuración, evaluación y revisión de las ofertas para darle el visto bueno a la compra de los 40 carrotanques, pues encabezaba los comités en los que se tenían que revisar que las ofertas cumplieran los requisitos.

La denuncia presentada por la misma Secretaría de Transparencia de la Presidencia indicó que Pinilla tenía que revisar las cotizaciones y el cumplimiento de los pliegos de condiciones para tan importante contrato (carrotanques). Revisión que, al parecer, nunca se realizó.

Todo lo anterior se traduce en la coloquial expresión: el jefe de la banda denunciando a sus compinches. Y estos a su vez colaborando con la justicia para poner al descubierto a su jefe.