Diario del Cesar
Defiende la región

El supuesto ataque israelí a una zona estratégica de Irán fue arriesgado, según analistas

13

Ian Lesser, del Fondo Marshall Alemán, asegura que los ataques han llegado a la segunda fase del enfrentamiento directo.

 

Los ataques aéreos entre las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y el Ejército iraní han llegado a la segunda fase del enfrentamiento directo bajo el signo de una aparente “moderación”.

A pesar del llamamiento urgente para que se detenga la escalada por parte de los países G7 y la subestimación de las dos contrapartes, el hecho innegable es que Irán e Israel han pasado de una guerra por poderes a una confrontación que amenaza directamente sus respectivos territorios.

 

“La posibilidad de que Irán estalle y se convierta en un Estado con armas nucleares está de nuevo sobre la mesa, sobre todo porque la secuencia de los acontecimientos que hemos tenido en los últimos meses deja claro que habrá tremendos peligros involucrados con este tipo de ataques por poderes, ataques terroristas y otros tipos de conflictos que tienen lugar bajo un paraguas nuclear”, dijo a ‘Euronews’ Ian Lesser, del Fondo Marshall Alemán.

 

Los ataques impactaron en Isfahán, una zona estratégica, y tuvieron como objetivo una base aérea militar. Isfahán también alberga uno de los emplazamientos más importantes del programa nuclear iraní; en Zardanjan, aunque la instalación no ha sufrido daños.

Los países de la zona están preocupados

 

Varios países están preocupados por las intenciones nucleares iraníes. Incluso países de la región han brindado ayuda a Israel cuando fue atacado por drones iraníes, misiles de crucero y misiles balísticos el pasado sábado 13 de abril.

“Es en parte solidaridad con Israel, como es el caso de Estados Unidos, pero también es quizás un deseo de darle a Israel la confianza de que obtendrá ese apoyo y tal vez esté menos inclinado a buscar su propia escalada en la región”, afirma Lesser.

Los ataques con drones y misiles tienen la función de poner a prueba las defensas aéreas que protegen los objetivos y advertir al adversario sobre los daños que podría sufrir en caso de una escalada militar. Tanto Israel como Irán tienen escudos antimisiles y de defensa aérea que deberían proteger el objetivo estratégico en caso de un ataque militar masivo.