Diario del Cesar
Defiende la región

Hallaron muerto a pescador que había desaparecido en el río

253

La búsqueda de un pescador de 31 años que desde la tarde del pasado viernes iniciaron varios habitantes del corregimiento Loma de Corredor, situado en el municipio de Aguachica, sur del Cesar, terminó de manera infortunada en la madrugada de ayer, cuando el cuerpo fue hallado sin vida, ahogado en un afluente cercano a esa población.

Se trata de Luis Alfredo Beltrán Uribe, quien fue encontrado ahogado y en estado de descomposición por uno de sus colegas, en uno de los brazos ribereños del río Lebrija, que también atraviesa esa zona rural, aparentemente enredado en una red.

Familiares de la víctima indicaron que la última vez que lo vieron fue en la tarde del 11 de enero, cuando como de costumbre, él salió a realizar labores de pesca en inmediaciones de Ciénaga Grande, ubicada frente a la población inicialmente descrita.

“Él se fue el viernes en la tarde, nos dijo que iba a revisar el trasmallo en Ciénega Grande, y después de que dejara la canoa ahí y se iba a pie para el río Lebrija, que está ahí cerquita, a buscar otra canoa, y ya en la noche se regresaba; pero como no llegó, mandamos a buscarlo y encontraron solamente la canoa con el trasmallo, los peces, la mochila, una linterna y las sandalias. No apareció en ningún momento”, manifestó un familiar cercano.

No obstante, pasados algunos minutos desde que llegó a esa parte del río Magdalena, solo se encontró su embarcación y unos objetos personales. Por ello, en cuanto se conoció la noticia, pescadores de la región iniciaron labores de rescate con la esperanza de que no se hubiera ahogado.

A su vez,  organismos de socorro de la Cruz Roja de Aguachica y la Defensa Civil desplegaron un operativo en conjunto con sus homólogos en los municipios de Gamarra y La Gloria, mediante intensas actividades de búsqueda que fueron suspendidas en dos oportunidades, cuando les oscureció.

Luego el lamentable hallazgo, el cadáver del hombre fue trasladado por un grupo de criminalística hasta la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aguachica, para que le practicaran la necropsia de rigor. Posteriormente, sus restos mortales serán entregados a su familia para que le den cristiana sepultura.

Sobre la víctima se conoció que residía en el corregimiento Loma de Corredor, en próximos días sería padre de su primer bebé y se ganaba su sustento y el de su familia haciendo pescas en el río Magdalena.