Diario del Cesar
Defiende la región

Balearon a sobrino del cabildo menor kankuamo

187

Con tres heridas de bala fue trasladado ayer a un centro asistencial de Valledupar el sobrino del cabildo menor kankuamo del corregimiento de Atánquez, Jhon Torres, tras ser víctima de un aparente atentado.

Se trata de Otoniel Torres Malo, de 30 años, quien recibió dos balazos en una pierna y otro en el abdomen, cerca de las costillas, en la madrugada de este domingo, en momentos en los que parrandeaba con su hermano y varios de sus amigos en una casa ubicada en la vereda El Pontón, ubicada en esa misma zona rural del norte del municipio de Valledupar.

“Ellos estaban en una parranda y llegaron dos tipos en una moto que sin mediar palabra dispararon contra él y huyeron rápidamente del lugar. Afortunadamente no lograron comprometer algún órgano vital”, mencionó un pariente cercano.

Tras el hecho de violencia, quienes acompañaban a la víctima dieron aviso a las autoridades y rápidamente lo trasladaron hasta la cabecera municipal de la capital del Cesar, donde lo ingresaron a la Clínica de Alta Complejidad del Caribe para ser valorado por los galenos del lugar. Al cierre de esta edición, permanece fuera de peligro pero bajo la observación del cuerpo médico de ese sitio.

DIARIO DEL CESAR se comunicó con el cabildo menor kankuamo de la población en mención para conocer más detalles del hecho, pero este manifestó que solo hasta hoy entregaría pormenores del atentado dado que aún no había conversado con su sobrino para conocer lo ocurrido o si fue amenazado en las últimas semanas.

De otro lado, las autoridades manifestaron que iniciaron las investigaciones pertinentes para establecer la identidad de los agresores de la víctima y el móvil que los llevó a atentar contra él.