Diario del Cesar
Defiende la región

Petro ordena darle plomo a las disidencias de´Mordisco´

EL PRESIDENTE SE ENVALENTONO

6

La decisión se toma tras un ataque a una minga indígena y entrará en vigor el 20 de marzo. Fuerzas Militares llevarán a cabo ofensivas en Nariño, Cauca y Valle del Cauca.

Luego de un ataque por el que la población indígena señala como responsable al autodenominado Estado Mayor Central, el Gobierno nacional suspendió el cese bilateral al fuego que comenzó en octubre de 2023 con ese grupo subversivo.

El presidente Gustavo Petro y el ministro de Defensa, Iván Velásquez, ya firmaron el Decreto 0385, que tiene como fecha este domingo, 17 de marzo, y ordena suspender el llamado Cese al Fuego Bilateral y Temporal de carácter Nacional con impacto Territorial.

De acuerdo con el texto, el Ejecutivo asevera que el Estado Mayor Central, una disidencia de las extintas Farc que es comandada por Néstor Gregorio Vera Fernández, ‘Iván Mordisco’, «ha incumplido los presupuestos fundamentales» del cese pactado.

“El EMC del Cauca en sus diferentes frentes no dio, desde el principio, ninguna señal de querer un proceso serio de paz. Creyó, muy equivocadamente, que la negociación era para fortalecerse militarmente y que su fortalecimiento se hacía a partir de sujetar a la población a sus estructuras y de financiarse con la economía ilícita y con el gran capital ilícito”, dijo el presidente.

El jefe de Estado aseguró que el narcotráfico, que sigue viviendo en medio de esta guerrilla, cegó los objetivos que se establecieron en la paz total.

“Olvidaron la famosa tesis de Marx que decía que los seres humanos piensan de acuerdo con sus condiciones materiales de existencia. Si vivo de las rentas del narcotráfico, terminaré pensando como narcotraficante

“La economía ilícita puede devorar al revolucionario y transformarlo en un simple traqueto negociante”, puntualizó.

Gustavo Petro también reconoció que ciertos brazos armados de esta guerrilla, si querían la paz, pero reconoció que la violencia se recrudecerá porque los mismos se retirarán por órdenes de los altos mandos.

“Debí reconocer que diferentes frentes del EMC en otras partes del país fueron más respetuosos con hacer el proceso de paz y lamento que aún, sin quererlo, se retiren. Los muertos que vendrán serán innecesarios; la vida del pueblo debió primar sobre las jerarquías.

Además, aseveró: “el Gobierno no puede permitir que el EMC, como los antiguos españoles esclavistas, piense que es válido matar indígenas y personas pobres de los territorios de Colombia”.

Por último, el mandatario hizo un llamado a los menores de edad que están en esta guerrilla e insistió que el Gobierno siempre tendrá las puertas abiertas a quien quiera la paz.

LLAMADO A LOS MENORES

“Le pido a los menores de edad tratar de retirarse, cuanto antes, de esa organización y a sus jóvenes poner las decisiones del pueblo constituyente del suroccidente como su guía, y no al jefe con el dinero mal habido. El Gobierno aceptará a toda persona u organización que quiera hacer historia haciendo la paz de Colombia”, concluyó.

El señalamiento del Gobierno llega porque el grupo armado ha atacado «a la población civil, a las autoridades civiles y a los integrantes de la Fuerza Pública», lo que evidencia una «poca voluntad de paz».

«Los ataques de las estructuras del Estado Mayor Central de las FARC-EP a la población civil, incluyendo a organizaciones y líderes sociales que se han resistido s sus acciones violentas» en Nariño, Cauca y Valle del Cauca, ha generado «una situación de amenaza».

Además, la colectividad ha vulnerado los derechos y libertades de la población, lo que «exige la intervención de la Fuerza Pública y de las instituciones del Estado en su conjunto», pues se trata de, insiste el decreto, un «incumplimiento» de lo acordado.

En consecuencia, de acuerdo con el decreto, las operaciones militares y los operativos oficiales de carácter ofensivo se reanudarán el 20 de marzo de este año, principalmente contra las estructuras presentes en Nariño, Cauca y Valle del Cauca.

El acto administrativo llega luego de un ataque armado del que fue víctima el pueblo indígena Nasa en Toribío, Cauca. Las Naciones Unidas rechazaron el atentado, resaltando que el territorio está bajo vigilancia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Lo denunciado por la comunidad es que el Bloque Occidental de la disidencia secuestró a un menor de edad. Cuando el resto del pueblo se opuso, fue recibido con disparos indiscriminados de fusiles, lo que dejó a dos personas heridas gravemente en la vereda La Bodega.

ONU Derechos Humanos pidió a los grupos armados respetar de forma «incondicional» los derechos a la vida y las libertades fundamentales de la población, así como la autonomía, el gobierno propio y la jurisdicción de los pueblos indígenas.

“Recordamos que aunque el diálogo con actores armados puede contribuir a mejorar la situación en los territorios, el Estado es el garante de los derechos humanos y su prioridad es reforzar su capacidad de respuesta», señaló el ente internacional.

Antes del hecho, el gobierno de Gustavo Petro había acordado que el cese al fuego bilateral iba hasta el 15 de julio de este año, luego de la prórroga de una primera tregua, que llegaba hasta el final del 15 de enero.