Diario del Cesar
Defiende la región

Estudiantes de Valledupar responden al Programa ‘Delinquir No Paga’

320

Alumnos del  grado décimo y undécimo de diferentes instituciones educativas públicas y privadas de Valledupar, visitan los pabellones de la cárcel de  Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, denominada ‘La Tramacúa’ como parte de las actividades del programa ‘Delinquir No Paga’.

Miles de estudiantes del grado décimo y undécimo de diferentes instituciones educativas públicas y privadas de Valledupar, se han beneficiado del programa ‘Delinquir No Paga’ liderado por las directivas de la  penitenciaria de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, el Inpec, la Policía Nacional y la Alcaldía de Valledupar.

Dentro de las actividades estipuladas, están las charlas pedagógicas y la visita al penal, iniciativa que pretende concientizar a los adolescentes sobre las consecuencias de actuar de manera delictuosa y la forma de cómo se vive en uno de los penales más seguros del país.

DIARIO DEL CESAR dialogó con el capitán Andrés García, Jefe Seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía del Cesar, sobre este actividad que viene siendo  promovida desde el año anterior y dijo al que “el trabajo interinstitucional que tenemos con la Alcaldía de Valledupar y con El Inpec bajo el programa ‘Construyendo Tejido Social’ se han realizado unas actividades con el programa bandera, ‘Delinquir No Paga’, en donde nosotros venimos tomándonos los colegios que tienen ciertas problemáticas o en prevención también a ellas, venimos dando una sensibilización como primer punto a todos los jóvenes y se entregan unos formatos a los padres de familia, si autorizan que sus hijos tengan una vivencia de que sucede si ellos pasan esta línea del delito. Luego hacemos las actividades y nos trasladamos ‘La Tramcúa’ para generar un mensaje claro al joven para que vea lo que sucede si se ve inmerso en cualquier acción delictiva” expresó.

Al ingresar los escolares esposados y encadenados, se percatan de los muros de concreto que dividen a ‘La Tramacúa’ con el mundo exterior, allí observan cómo  es el tamaño de una  celda y los espacios reducidos en la que tienen que permanecer privados de la libertad durante gran parte de su vida, comparada con las comodidades que hay en un hogar, advertencia que sirve para determinar los resultados, de quiénes son  capturados, procesados y condenados por un delito.

Los estudiantes quedan impresionados al ingresar a este penal donde habitan los mayores criminales de Colombia y de acuerdo a lo informado por el director de la penitenciaria, mayor Cesar Caraballo Quiroga, es una terapia de choque en su manera de ver y entender el diario vivir de quienes han cometido distintos quebrantamientos  de la ley y que tienen que enfrentar al estar en la cárcel durante decenas de años, luego que sean sentenciados por distintas acciones punibles.

“Acá traemos jóvenes de diferentes colegios para que se den cuenta de la vida de las personas que por diferentes situaciones de la vida, han incurrido en delitos y están tras las rejas” aseveró Caraballo Quiroga.

Los testimonios de los reclusos conmueven a los jóvenes, convirtiéndose en la mejor lección para entender por qué ‘Delinquir No Paga’. Los jóvenes escuchan atentos a los dragoneantes del Inpec, quienes explican detalladamente cómo están conformados cada uno de los pabellones del penal, en el que, según las cifras oficiales viven más de 1400 presos.

Los beneficiados con esta campaña, al salir de ‘La Tramacúa’ aseguraron que actuarán conforme a lo estipulado de acuerdo a la legislación colombiana e indicaron que por sus mentes, jamás pasará la idea de hacer alguna infracción.