Diario del Cesar
Defiende la región

Alerta en Zapatosa por afectación de órganos sexuales en los peces

Por vertimiento de hormonas y contaminantes

43

Los vertimientos de las plantas de tratamiento de aguas residuales de Valledupar y La Paz al río Cesar, ha generado alerta entre los investigadores que detectaron hormonas y otros micro contaminantes en la cuenca media del afluente, que estaría llevando dichas hormonas hasta la ciénaga de Zapatosa alterando los órganos sexuales de los peces.

Así lo han hecho saber investigadores de la Maestría de Ciencias Ambientales de la Universidad Popular del Cesar, quienes durante seis meses analizarán si hay presencia de hormonas y otros micro contaminantes, que han reducido la producción de peces hasta en un 40%, tomando en cuenta que la ciénaga de Zapatosa recibe las aguas del río Cesar.

Yim Rodríguez, docente de la Universidad Popular del Cesar e investigador en el área de ingeniería ambiental y sanitaria, manifestó que desde 2007, en diferentes partes del mundo, se han detectado casos de feminización o masculinización de peces, debido a su interacción con hormonas que terminan vertidas como aguas residuales en ríos o ciénagas, tras ser expulsadas por el cuerpo humano.

“Ciertos investigadores han afirmado que esos contaminantes podrían cambiarles el sexo a los peces y, como bien se sabe, la ciénaga de Zapatosa ha dejado de producir el número de especies que se daba antes, por diversos impactos que se han generado”.

Los contaminantes podrían cambiarles el sexo a los peces. La Ciénaga de Zapatosa ha dejado de producir el número de especies que se daba antes, por diversos impactos que se han generado.

Reiteró que la idea es conocer si han llegado esos contaminantes emergentes de las aguas residuales hasta la ciénaga.

Se hizo el primer muestreo para el análisis. “Medimos la fijación de carbono en las macrófitas, la identificación de contaminación emergentes, como hormonas y cafeínas, y evaluando la calidad del agua”..

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Valledupar, PTAR, que descarga sobre el  río Cesar, no elimina todos los contaminantes. Dichas aguas son arrastradas hasta la ciénaga de la Zapatosa, la cual tiene un caudal con menor velocidad, lo que facilita la sedimentación de los contaminantes, afectando las diversas especies con las que cuenta.

SOBRE LA CIÉNAGA

La ciénaga de Zapatosa abarca entre 40.000 y 70.000 hectáreas según la temporada y beneficia a los habitantes de Curumaní, Chiriguaná, Tamalameque y Chimichagua (Cesar), así como a los de El Banco, Magdalena.

Funciona como amortiguador de las crecientes del río Magdalena, alberga gran biodiversidad, ya que contiene cerca de 500 plantas vasculares, 45 especies de peces y 30 especies de mamíferos, además es el hogar de gran cantidad de aves nativas y migratorias que llegan de Canadá y de otras partes del mundo a reproducirse y a alimentarse. Las especies más comunes que encontramos en este ecosistema son: la guacharaca caribeña, esmeralda pico rojo, el carpintero costeño, rastrojero y chavarrí, entre otras.

La ciénaga de Zapatosa abarca entre 40.000 y 70.000 hectáreas según la temporada y beneficia a los habitantes de Curumaní, Chiriguaná, Tamalameque y Chimichagua (Cesar), así como a los de El Banco, Magdalena.