Diario del Cesar
Defiende la región

Encuentro entre Trump y Milei es recordado como un «lindo día para hacer temblar a la izquierda»

10

En un breve pero significativo intercambio, el presidente argentino Javier Milei y el exmandatario estadounidense Donald Trump compartieron un momento que podría marcar un nuevo capítulo en las relaciones entre Argentina y Estados Unidos, en caso de que el magnate se haga de nuevo con la presidencia.

Durante el cierre de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), un evento que se ha convertido en un epicentro para la derecha global, ambos líderes exhibieron una sintonía que va más allá de la cortesía diplomática, insinuando alineaciones políticas futuras.

En un encuentro que duró poco más de un minuto y medio, con «Y.M.C.A.» de Village People de fondo, Milei expresó su admiración por Trump, calificándolo de «un muy gran presidente» y agradeciéndole por su trabajo. La respuesta de Trump fue una promesa: “Gracias, te lo prometo”, dejando entrever posibles implicaciones para su futuro político. El intercambio culminó con frases de campaña que resonaron fuertemente: “¡Make Argentina Great Again!” por parte de Trump, y un ferviente “¡Viva la libertad carajo!” de Milei.

Este encuentro no solo simboliza el respaldo mutuo entre estas figuras políticas, sino que también refleja el interés de Milei en posicionar a Argentina dentro de un espectro político global más amplio, alineado con los valores conservadores y el liberalismo económico. La visita de Milei a Washington, marcada por reuniones de alto nivel, incluida una con el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y la subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, subraya la importancia de esta alineación estratégica.

 

El discurso de Milei en CPAC, enfocado en los principios del liberalismo y la economía, contrastó con el enfoque más político y entretenido de Trump, pero igualmente capturó la atención del público con un llamado a resistir el avance del socialismo y a defender la libertad y el mercado como ejes de cooperación social.

Este evento no solo consolida a CPAC como un punto de encuentro crucial para la derecha global, sino que también destaca el papel de Milei y Trump como figuras centrales en este movimiento. Con un claro mensaje contra el socialismo y un enfático apoyo a la desregulación del mercado, Milei deja en claro su posición y visión para Argentina, resonando con los valores promovidos por Trump y su base política.

Durante su discurso en el evento, Milei, con su popular tono irreverente, se presentó como «el león», y aseguró que es «un lindo día para hacer temblar a la izquierda», en medio de arengas del público.

A medida que Milei regresa a Buenos Aires, su breve pero significativa visita a Washington deja una impresión duradera de un potencial eje político y económico entre Argentina y Estados Unidos, redefiniendo las alianzas globales en un mundo cada vez más polarizado. La CPAC de este año, más que nunca, ha servido como escenario para declaraciones políticas que trascienden las fronteras nacionales, con implicaciones que podrían repercutir en las dinámicas políticas y económicas globales.