Diario del Cesar
Defiende la región

Proyectos a los que la ANI le dará prioridad en los próximos dos años

402

Entre los proyectos, ubicados en seis corredores, destaca la doble calzada entre la Yé de Ciénaga y Barranquilla, cuya inversión sería 1,2 billones de pesos y el tramo Villeta-Buga (2,2 billones).

Durante la realización del Seminario ‘Sector de Infraestructura: Crecimiento y Competitividad’, organizado por Anif, Kpmg y Fiduciaria de Occidente, Louis Kleyn, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), dio a conocer cuáles son los diez proyectos en los que la entidad está enfocada para los próximos dos años.

Según Kleyn, los proyectos necesitarán una inversión total de 9,5 billones de pesos, y la conexión entre Puerto Salgar y San Roque, la cual tiene una inversión de 2,4 billones sería el más costoso. Este tramo sería adjudicado el próximo año.

En relación con los aeropuertos, la entidad aseguró que necesita 883.000 millones de pesos para el suroccidente del país, 358.000 millones para el Aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena y 268.000 millones para el Aeropuerto de San Andrés y Providencia.

En Bogotá destaca la adjudicación de la Avenida Longitudinal de Occidente, que se estima para diciembre de este año, y que tendrá una inversión de 611.000 millones de pesos, mientras que en Cali está la nueva malla vial del Valle del Cauca y los accesos a la ciudad (1,05 billones), entre otras obras.

Durante el evento, el director de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, también dio a conocer algunas obras que podrían realizarse en el país en caso de que se enajenen activos.

Entre los proyectos, ubicados en seis corredores, destaca la doble calzada entre la Yé de Ciénaga y Barranquilla, cuya inversión sería 1,2 billones de pesos y el tramo Villeta-Buga (2,2 billones).

En el corredor de Bogotá-Llanos orientales, destaca el primer tramo de la doble calzada Bogotá-Villavicencio (2,37 billones), 26 proyectos de terminación de corredores que ya cuentan con factibilidad (2,59 billones).

En el caso de la costa Pacífica están el tramo de Buga-Buenaventura (1,95 billones), y el corredor Medellín-Turbo (1,2 billones). Otro de los corredores es el tramo Pasto-Popayán (3,4 billones).

Según Caicedo, esta enajenación se haría necesaria dada la incertidumbre fiscal que existe a corto plazo, y aseguró que el proceso debería acompañarse de dinero de las regalías e inversión privada.