Diario del Cesar
Defiende la región

Llevarán educación a más de 6 mil niños de zonas dispersas en el Cesar

Gobernación y diócesis de Valledupar firmaron convenio

31

Un convenio por más $18.462 millones, para llevar educación a 6.025 niños, niñas y adolescentes de las zonas rurales dispersas de 14 municipios en este departamento, fue firmado entre la Gobernación del Cesar y la Diócesis de Valledupar.

La firma del convenio se realizó entre el secretario de Gobierno del Cesar, Eduardo Esquivel, en representación de la administración departamental, y Monseñor Óscar José Vélez Isaza, garantizando la permanencia en las aulas de clases en veredas y corregimientos de difícil acceso, a través de una amplia canasta educativa que contempla además del servicio docente, materiales de apoyo, deportivos, kits escolares para estudiantes de preescolar, básica y media, kit de aseo y un componente para el mejoramiento de infraestructura.

“Fundamentalmente este es un convenio para atender 6.025 estudiantes, todos ellos de la zona rural dispersa de difícil acceso del departamento del Cesar, vamos a atender 14 municipios en las veredas y corregimientos más lejanos”, precisó Monseñor Óscar José Vélez Isaza.

La puesta en marcha de este convenio beneficia a 291 estudiantes de prescolar, 3.717 de primaria, 1.761 de postprimaria, y 256 de media en 18 establecimientos educativos en los municipios de Aguachica, Agustín Codazzi, Astrea, Bosconia, Chimichagua, Chiriguaná, Curumaní, El Copey, La Gloria, La Jagua de Ibirico, Pailitas, Pelaya, Pueblo Bello y San Alberto. El secretario de Gobierno del Cesar, Eduardo Esquivel, sostuvo que “este es un compromiso de la gobernadora Elvia Milena Sanjuán de llegar a todos los sectores del departamento, especialmente en las zonas vulnerables y dispersas, atendiendo a una población que con el número de docentes que tenemos no alcanzábamos a cubrir”.

El funcionario agregó: “Se trata de una canasta educativa integral donde está la alimentación, los docentes, el arreglo a instituciones educativas en esas zonas dispersas a donde llegaremos a través de la Diócesis de Valledupar”.

Explicó que para recuperar las dos semanas que pudo demorar la firma del convenio se realizarán ajustes a los horarios académicos cumpliéndoles a los niños, niñas y jóvenes en estas zonas alejadas, con el servicio completo de la educación.

Señaló Esquivel López que “la necesidad de formalizar este convenio está motivada por la insuficiencia en las instituciones educativas del departamento para prestar el servicio escolar, evidenciado en un diagnóstico situacional realizado por la secretaría de Educación del Cesar; el mismo arrojó que el departamento no cuenta con el número de docentes necesarios para atender la población rural dispersa y vulnerable por lo que se hace necesario contratar con una entidad con experiencia reconocida para garantizar el servicio”.