Diario del Cesar
Defiende la región

Hallaron sin vida a los tres niños desaparecidos en el río Magdalena

263

Los anhelos de radicarse en la capital del país donde terminaría de cursar el bachillerato, fueron frustrados para Bexy Liliana Donado Gutiérrez, una adolescente de 14 años, quien encontró la muerte al ser arrastrada por la corriente del río Magdalena cuando disfrutaba de un baño en el afluente en compañía de 4 menores de edad, miembros de la misma familia; 2 de ellos fueron rescatados con vida, mientras que los otros 2 contaron con su misma suerte, falleciendo por inmersión.

El trágico suceso que conmovió a los habitantes del corregimiento Puerto Bocas, jurisdicción de Tamalameque, sucedió el sábado anterior en horas de la tarde. Los seres queridos de las víctimas relataron a las autoridades que estas inicialmente se encontraban en la orilla, pero al transcurrir los minutos se adentraron al caudaloso río por la fuerte corriente que los sumergió en cuestión de segundos.

Los gritos de desesperación de algunas personas que divisaron lo sucedido, alertaron a los progenitores de los menores de edad, quienes rápidamente salieron en su rescate. Los más pequeños alcanzaron a salvarse porque quedaron en un sitio poco profundo.

Desde ese instante inició una búsqueda liderada por miembros de la Defensa Civil, Cruz Roja y demás rescatistas, que bucearon durante varias horas las aguas del profundo río que desemboca en diferentes regiones de la costa Atlántica. En el lugar hizo presencia el alcalde Jorge Alonso Casto, quien estuvo coordinando la exploración de la zona con los socorristas que fue interrumpida al caer la noche.

Las escenas de dolor de los progenitores de los desaparecidos y demás parientes, conmovió a un pueblo; los parientes de los desaparecidos no pudieron dormir tranquilamente por la zozobra que se apoderó de cada uno de ellos.

A la mañana siguiente cuando salían los primeros rayos de sol, los pescadores y demás rescatistas emprendieron una búsqueda; a las pocas horas ubicaron en cercanías al corregimiento de Japón en el municipio de El Peñón, el primer cadáver flotante  que correspondía a Víctor José Rojas, de 12 años.

A los pocos minutos en el corregimiento de Mata de Caña en zona rural de El Banco (Magdalena) fueron rescatados los cuerpos  sin vida de Hugo  Robles Gutiérrez, de 7 años y de la joven de 14 años, mencionada al inicio de este relato.

La cara de desolación de los familiares de los fallecidos evidenciaba la tragedia que padecían. La comunidad se conglomeró en el sitio para esperar impacientemente los cuerpos y para acompañar a sus seres queridos, quienes exigían al Altísimo una explicación por el fatídico incidente.

La unidad criminalística de la Sijín de la Policía Nacional se encargaron de hacer la inspección de los cadáveres que fueron trasladados a una morgue aledaña a la citada  región.

LUTO EN LA COMUNIDAD

“Esta triste noticia enluta a todo el pueblo de Tamalameque y sus alrededores. Le pedimos a Dios que le de mucha fortaleza a esa familia para que puedan salir adelante”, dijo el líder comunal de Tamalameque.

Cabe anotar que por el hecho fueron decretados tres días de duelo en ese municipio, mientras que las autoridades iniciaron un proceso de sensibilización con las familias que viven en la ribera del río para que sean más cuidadosas cuando sus hijos estén cerca del Magdalena.

En un comité extraordinario de gestión de riesgos y desastres, el alcalde del municipio de Tamalameque, Jorge Alonso Castro Jaraba, y su equipo de gobierno lamentaron los hechos que enlutan a una familia de ese municipio.

Con estos ya son ocho las víctimas mortales que deja el caudaloso afluente en lo que va corrido del año. Cuatro de ellas en aguas del Cesar y las demás en la cuenca hidrográfica sedimentaria conocida ‘depresión momposina’.