Diario del Cesar
Defiende la región

En precarias condiciones colegio de Badillo, paralizaron las clases

Alrededor de 200 estudiantes afectados

18

Alrededor de 200 alumnos de la Institución Educativa Antonio Enrique Díaz, del corregimiento de Badillo, norte de Valledupar, están si recibir clases luego que los padres de familia decidieron no enviar más a sus hijos por las precarias condiciones en las que se encuentra el centro educativo y la nula activación de los servicios complementarios, por parte de la Secretaría de Educación.

Rosalba Mendoza, acudiente de uno de los estudiantes, aseguró que la medida se tomó hace tres días y se mantiene un plantón en el colegio exigiendo a la Administración municipal acciones inmediatas porque la infraestructura se está cayendo por el mal estado en que se encuentra.

“En la entrada principal hay un muro a punto de caerse. Las baterías sanitarias están llenas de gusanos, estamos cansadas de hablar con el rector y no nos dan solución.  Los baños no están conectados con el alcantarillado y es una problemática; hay un salón invadido por palomas y muchos niños tienen alergia y caspa, por el excremento que dejan estos animales.  También existe un hacinamiento en los salones de clases y tampoco tienen ventiladores”, explicó

Afirmó que desde que inició el año escolar, los padres de familia son los que están haciendo la limpieza, pero la situación se ha vuelto insoportable y decidieron paralizar las actividades académicas para llamar la atención de las autoridades educativas.

“No sabemos en qué se han invertido los recursos de gratuidad porque las condiciones del colegio son precarias, aún cuando los niños y adolescentes merecen entornos educativos seguros y en óptimas condiciones”, dijo otro de los manifestantes.

Sobre esta problemática, Camilo Pinto Morón, secretario de Educación Municipal, dijo que en estos momentos se encuentra en la ciudad de Bogotá en un encuentro nacional de Secretarios de Educación, sin embargo, ya hizo contacto con la comunidad educativa del colegio de Badillo y se comprometió a atender personalmente la problemática para dar solución inmediata en los próximos días.

Las baterías sanitarias están llenas de gusanos y la infraestructura es inadecuada.