Diario del Cesar
Defiende la región

Hay pruebas de espionaje entre el ELN y Maduro para atacar el país : Duque

298

Según el presidente Iván Duque Márquez, el Gobierno tiene en su poder pruebas que demuestran la alianza del Ejército de Liberación Nacional (ELN) con Nicolás Maduro para cometer actos terroristas en territorio colombiano desde Venezuela. Por esta razón pidió un pronunciamiento de las Naciones Unidas.

“Se ha venido haciendo un trabajo detallado. Se han hecho incautaciones importantísimas de material de inteligencia y espionaje que se quería utilizar contra nuestro país. Tenemos computadores, pasaportes falsos. Tenemos a todos los cuerpos de seguridad alerta porque no vamos a permitir el espionaje en nuestro país”, dijo el presidente sobre las presuntas evidencias.

Según el mandatario colombiano, desde hace varios años se sabía que Nicolás Maduro es financiador de este grupo guerrillero y aseguró que los grandes cabecillas de esa organización armada están en Venezuela porque él les ha venido dando armamento. Dijo que esa es una violación a la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y constituye un grave precedente en el Derecho Internacional.

En este sentido, Duque señaló que este fue el motivo por el cual le pidió hace algunos días al canciller Carlos Holmes Trujillo que hiciera esta denuncia ante el Grupo de Lima. Señaló que Maduro es quien además está estimulando al ELN para reclute niños en la frontera.

“No vamos a permitir que la frontera se convierta en un santuario para el ELN, por eso lo seguimos combatiendo con toda la contundencia del Estado y vamos a judicializar a esos criminales. También insto para que el presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó a que contribuya para que se facilite la captura de los cabecillas del ELN que están protegidos por la dictadura en el territorio venezolano”, agregó.

Duque manifestó que el ELN está al servicio de Nicolás Maduro, que también maneja negocios de minería ilegal. Añadió que esta debe ser la oportunidad para que los organismos multilaterales se pronuncien en contra de la violación del Derecho Internacional y del terrorismo.