Diario del Cesar
Defiende la región

Usuarios de Sanidad Militar interpondrán tutelas a la EPS

424

“Vamos a recurrir a la acción de tutela porque no estamos conformes con el centro entregado, estamos dispuestas a no mandar a nuestros hijos al lugar”. 

Esta fue la conclusión a la que llegó Marcela Pulido junto a 20 madres más que, desde hace algunos días se encuentran batallando para que la entidad prestadora de salud del Ejército a la cual se encuentran afiliadas, mejore la atención a los menores discapacitados.

Sobre el encuentro de ayer entre las acudientes, el director de Sanidad de la Unidad Militar de Barranquilla, único con facultades en la toma de decisiones en este tema; y directores de la IPS Santa Paulina ganadora de la licitación de este ruta, la usuaria acotó que “el ejército no ha tenido en cuenta nuestras necesidades ni derechos”, dijo Pulido.

A este se le sumó que el centro de rehabilitación entregado no cuenta con auxiliares de enfermería, ni enfermeras de emergencia que actúen al momento de alguna novedad; las aulas de terapias son pequeñas y el material de apoyo no fue socializado, agregó la mujer inconforme.

“A la EPS para estos casos le designan cerca de $ 190 millones, eso nos comentó el director de Sanidad, pero parece que no son suficientes: Sanidad Militar solo cubre tres meses de servicios, no nos ofrecen transporte e incluso, como respuesta nos dicen que ellos no son guardería”, reveló Marcela, madre de una niña diagnosticada con Hiperactividad.

Prevé que la distancia, será impedimento para asistir a las terapias.  Dice Marcela Pulido que el nuevo centro se encuentra en la carrera 16 con calle 13C en el barrio Alfonso López y muchas residen en zonas como Villa del Rosario, Ciudadela 450 Años Francisco de Paula y Mayales.

 

SEGUIRÁ OCURRIENDO

 

DIARIO DEL CESAR trató insistentemente de comunicarse con voceros del Ejército para conocer su postura frente a las inconformidades de los usuarios, pero no brindaron información.

No obstante, las afectadas manifestaron que durante la mesa de diálogo, el director de Sanidad sostuvo que el cese de tratamientos seguirá ocurriendo comenzando el año.  Al parecer, “porque el proyecto siempre entrará en licitación y se ofertará a distintas EPS.  Hasta no conocerse la encargada, no se puede designar la IPS”, finalizó diciendo Marcela, vocera de las usuarias.

 

LOS HECHOS

Desde el pasado 5 de mayo, el medio impreso conoció la denuncia de alrededor de 20 madres de niños en condición de discapacidad que no estarían recibiendo el tratamiento de manera constante por parte de su EPS Sanidad Militar del Ejército.

Menores con hiperactividad, problemas cognitivos, autismos y con otras limitaciones se han visto afectados, aseguran las usuarias.  El hecho, produjo que el día 6 de mayo, realizaran un plantón a las afueras del Batallón de Artillería La Popa.

Testimonios como el de Elsamery Andrade Orozco, madre de un niño de ocho años con problemas de autismo, fueron conocidos.  Pese a su problema, solo hace dos años y a través de derechos de petición pudo ser ingresado a la ruta de atención.

“Mi hijo no pronuncia ni una sola palabra, por eso mi afán de ingresarlo a un centro.  Y aunque llevo un corto tiempo, ya he recorrido cinco fundaciones.  Cada 15 días suspenden los tratamientos porque no han pagado; otros se revoca la contratación, y en otros no cumplen con la entrega de adiciones”, comentó Andrade Orozco.

Problemas como el no poder matricularlo a una institución educativa,  y las demoras en citas con neurólogo, psicólogo, pediatra y médico general, son algunas de las querellas de la madre.