Diario del Cesar
Defiende la región

Crimen de ama de casa sigue en la impunidad

181

Han trascurrido 19 días desde que se registró el crimen de Yenis Martínez Palmera, quien perdió la vida en un acto de intolerancia que se produjo en el barrio San Martín, luego que dos familias disputaran por una cometa.

La víctima de 28 años que se convirtió en la última mujer asesinada en  Valledupar y en el Cesar en el año anterior, recibió una puñalada en la parte posterior del tórax que le afectó un órgano vital; su deceso se produjo en la clínica Santa Isabel hasta donde fue trasladada por algunos allegados que presenciaron el hecho lamentable, que dejó otra mujer herida (hermana de la fallecida).

A pesar que varios testigos presenciales del fatídico incidente señalaron a varias personas como sospechosas, hasta el día de hoy no se ha registrado ninguna captura por este  incidente, permaneciendo así en la impunidad.

ASÍ OCURRIÓ

La calma de los habitantes del mencionado sector ubicado en el sur de esta ciudad,  fue interrumpida la noche del 25 diciembre, luego que dos hermanas fueran atacadas con arma blanca en medio de una gresca.

El altercado inició cuando Martínez Palmera se acercó donde unas vecinos, reclamándoles por agredir verbalmente y físicamente a su hijo, un menor de edad. La mujer se encontraba en compañía de su hermana y ambas discutieron presuntamente  con unas vecinas, una de ellas le propinó una puñalada certera. Según se conoció, las  agresoras supuestamente se encontraban en estado de embriaguez.

Los moradores de la calle 36 entre carrera 20 y 21 de la citada zona donde sucedió el ataque, no vacilaron en trasladar a las mujeres hasta el mencionado centro asistencial. La comunidad intentó agredir a las señaladas de ser responsables del hecho sangriento, situación que fue impedida por uniformados de la Policía Nacional, quien hizo presencia en el sitio.

DIARIO DEL CESAR dialogó con Reisin Martínez, hermana de la occisa  y mencionó en ese momento que, “mi hermana estaba con su esposo, dos hermanas más y yo, de repente el hijo mío y un sobrino se fueron a volar cometa y se les partió, entonces se fueron a buscarla en un árbol, sitio en donde estaban departiendo varias personas, nos dijeron que uno de ellos le había pegado a los niños. Nosotros nos fuimos a dar cuenta e hicieron varios disparos”.

La discusión se fue a los golpes y culminó con la embestida con arma cortopunzante. Yenis recibió una puñalada mortal.

Los seres queridos de la occisa, madre de dos niños, lloran a diario por su ausencia pero a la vez exigen a las autoridades competentes que aprehendan a la persona que le segó la vida de esta mujer, la noche del pasado 25 de diciembre.