Diario del Cesar
Defiende la región

‘Tegua, antivacunas e irresponsable’

49

Una gran controversia desató el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, a raíz de sus declaraciones en medio de un debate en la Comisión Primera del Senado de la República, que tenía como fin buscar soluciones ante la actual crisis en el país por el desabastecimiento de medicamentos, mencionó que las farmacéuticas habrían “experimentado” en los colombianos sus vacunas con tecnología de ARN mensajero, contra el covid-19. 

Los expertos, médicos, epidemiólogos, científicos, y gente del común no ahorraron calificativos para con quien funge como Ministro de Salud.

Desde tegua, antivacunas, ignorante y falta de preparación, fueron los términos que se usaron contra el osado ministro, quien más adelante se vio en la necesidad de aclarar, recular y prácticamente hacer el oso para negar lo que ya había dicho.

ASÍ FUE 

Para después referirse a los biológicos de Pfizer-BioNTech, Moderna, Janssen de Johnson & Johnson y Novavax, todas autorizadas por la FDA para uso de emergencia durante la pandemia, estas habrían entrado al país “sin permiso”, a excepción de la vacuna desarrollada por China, la Sinovac.

RECHAZO GENERAL 

De inmediato, varios sectores del país se pronunciaron rechazando de manera enfática sus declaraciones y, como era de esperarse, una de las primeras reacciones fue la del exministro de Salud Fernando Ruiz, quien tuvo que enfrentar la pandemia.

“Según la revista médica más prestigiosa The Lancet, las vacunas contra el covid-19 salvaron sólo en el primer año 14.4 millones de vidas. El verdadero experimento será una reforma de salud aprobada sin evidencia alguna”, afirmó.

En diálogo con Blu Radio, Ruiz aseveró que de todos los planteamientos absurdos que han surgido con respecto al tema, este es el “campeón”.

“Yo creo que he escuchado en la vida planteamientos absurdos, pero este yo creo que sí es de los campeones. Las vacunas en Colombia entraron con aprobación”, dijo en esa emisora.

El exministro de Defensa y excandidato a la Alcaldía de Bogotá, Diego Molano, también rechazó las afirmaciones de Jaramillo y manifestó que “la vacunación del covid se hizo de forma responsable y para salvar vidas”.

“El Gobierno Petro no sabe qué más hacer para desacreditar un sistema de salud que funcionó para proteger a los colombianos durante la pandemia”, puntualizó.

Desde el sector académico, la Academia Nacional de Medicina defendió los estudios de vacunación y el avance que hubo en torno a esto para salvar miles de vidas durante la pandemia.

“El avance más importante en salud pública en el siglo XX fue la vacunación. Colombia se ha caracterizado por ser uno de los países con mayor cobertura de vacunación en América Latina (…) La Academia considera que la información científica disponible con base en estudios metodológicamente bien realizados es incontrovertible y ha beneficiado a la población colombiana y mundial”, señala en un comunicado.

También se pronunció la Asociación de Epidemiología de Colombia (ASOCEPIC), para señalar que lo dicho por el ministro Jaramillo, dista con la evidencia científica. “Desinforman y menoscaban la confianza de la ciudadanía en la vacunación, que ha mostrado en covid-19 y en muchas otras enfermedades infecciosas ser altamente efectiva para prevenir enfermedad y muerte”, escribió la autoridad científica en su cuenta de X.

La Asociación Colombiana de Infectologia (ACIN) tampoco se hizo esperar, para manifestar su rechazo y le recordó al jefe de la cartera, que el uso de las vacunas contra el covid-19 en nuestro país, así como en el resto del mundo, fue estudiado y revisado, a partir de “la mejor evidencia disponible en una pandemia”.

“Todas las vacunas, de todas las plataformas, virus inactivados, vector viral, antígenos y ARN surtieron los estudios de fase I, II, III. La evidencia muestra que fueron efectivas y seguras. La plataforma ARNm permite actualizar las vacunas a las mutaciones del virus”, dijo la ACIN.

Además, explicó la asociación, el papel de la vacunación cumplió un rol fundamental en la normalización de las actividades cotidianas tras la cuarentena. “Necesitamos más vacunas y todo tipo de medicamentos y tecnologías en salud para mejorar la calidad de vida de los colombianos”, dijo la ACIN, y aprovechó para recordar que el Premio Nobel de Medicina de este 2023, lo recibieron los científicos que contribuyeron con el desarrollo de vacunas contra el covid-19, quienes lograron demostrar su efectividad en grupos de adultos mayores y personas con morbilidades crónicas.