Diario del Cesar
Defiende la región

Más de 3,8 millones de usuarios de Medimás quedaron en la ´calle´

353

Los usuarios de Medimás deben acudir permanentemente a las protestas para hacer valer sus derechos.

La decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca de bloquear la licencia de la EPS Medimás, ha dejado en el limbo a 3,8 millones de usuarios de la prestadora de salud a pesar de las promesas de cubrimiento y atención.

Muchos de los usuarios que actualmente están en Medimás tuvieron en su momento los mismos inconvenientes como afiliados a Cafesalud. EPS Medimásinició su trabajo en agosto de 2017, acogiendo la determinación del alto Tribunal de recibir a los usuarios de la EPS Cafesalud.

Sin embargo, ni desde ese momento ni hasta ahora han sido más las quejas sobre la mala atención a los pacientes que tener un manejo efectivo de su operación, ya sea por falta de IPS, de hospitales e incluso de medicamentos.

Ante tantos inconvenientes de la prestadora de salud, el pasado martes el Tribunal Administrativo de Cundinamarca resolvió una acción popular que pedía revocar la licencia de funcionamiento de Medimás. En el fallo los magistrados dicen que “existe un panorama sistemático de vulneración de derechos a la salud, la vida y la integridad personal de afiliados”, y por eso ordenan que la Supersalud comience de inmediato con una redistribución paulatina de afiliados de Medimás que son más de 4 millones de personas”.

El argumento principal de los magistrados es que para que una sociedad o empresa pueda operar como EPS debe estar en capacidad de asumir obligaciones y así, garantizar a los usuarios el acceso real y efectivo a una red de instituciones y profesionales capaces de prestar los servicios de salud.

El alto Tribunal encontró que Medimás no está cumpliendo con sus obligaciones como EPS, así como en su momento no lo hizo ni Cafesalud, ni Saludcoop.

LO QUE DICE MEDIMÁS

Al respecto Medimás en un comunicado explicó ayer que “respetamos las decisiones jurídicas adoptadas por los tribunales y por cualquier ente de control, no obstante Medimás EPS S.A.S ejercerá su efectivo derecho a la defensa, e interpondrá los recursos que la ley le confiere, cuando sea notificado en debida forma el fallo judicial que hoy se conoce a través de los medios de comunicación”.

Señalan que “como responsables de la prestación del servicio y la estabilidad del acceso de nuestros usuarios al sistema de salud, hacemos un llamado a la tranquilidad del público en general, para evitar que el efecto de los fallos proferidos el día de hoy, sin haber sido notificados en debida forma, desencadenen consecuencias similares a las generadas con el tipo penal denominado pánico económico, por ser puestas en conocimiento de los medios, antes que de los actores y sujetos procesales en dichas acciones populares”.

Explican, asimismo, que “Medimás EPS se ha convertido en un dinamizador del sector de la salud, aportando más de 4.6 billones de pesos a la red médica nacional; consolidada a través de más de 1.700 contratos que representan cerca de 3.550 sedes de prestación en 29 departamentos del país, por esa razón, este tipo de actuaciones pueden afectar de manera grave el Sistema General de Salud en Colombia”.

Afirma la EPS que “seguiremos garantizando la prestación de los servicios de salud con transparencia y compromiso a los más de 3 millones 850 mil colombianos que han depositado la confianza en esta entidad”.

En los últimos meses en el mercado de la salud se ha conocido que la EPS está tratando de acordar su venta con algunas firmas interesadas.

NO A LA VENTA

Sin embargo, Medimás es una EPS que en el momento actual no se puede vender, porque sobre ella existen medidas cautelares establecidas por el Tribunal Superior de Cundinamarca, que prohíben cualquier acción tendiente a cambiar de propietarios.

La EPS pertenece en su totalidad a la sociedad Prestnewco SAS, que también se encuentra desde hace varios meses bajo una figura de control del Gobierno, emitida por la Superintendencia de Sociedades, que vigila y debe autorizar cualquier movimiento accionario.

Prestnewco SAS está compuesta por seis socios con igual participación: el grupo integrado por Grupo MedicalFly y Miocardio; Medplus; Organización Clínica General del Norte; Grupo Sociedad Cirugía de Bogotá y Fundación Hospital Infantil; Grupo CMPS y Miips, y Procardio.

Desde el año pasado, estos socios -ante las dificultades que ha tenido Prestnewco SAS y por extensión Medimás- empezaron a buscar interesados en inyectar capital, en pertenecer a la sociedad o en compartir acciones con el objeto de remontar los problemas.

A pesar de esta situación, Néstor Orlando Arenas, presidente de Medimás, ha dicho que “las expectativas para 2019 arrojan un nivel de pérdidas menor ante la ausencia de la represa de servicios que Medimás tuvo que resolver el año pasado, por lo que 2019 estaría cerrando con una pérdida de $50.000 millones. Bajo esa premisa, dicho indicador bajaría 92% este año frente a 2018.

Ante este panorama, Arenas agregó que las EPS tienen 10 años para cumplir sus indicadores de habilitación financiera. “Nosotros llevamos año y medio de operación, entonces tenemos ocho años y medio para cumplir nuestros indicadores”.

A pesar de este optimismo, la situación de Medimás es complicada porque no puede hacer ninguna transacción con otra empresa que quiera tomar su control como EPS, como fue el interés de la empresa DBMS.

Con razón el procurador Fernando Carrillo, el contralor Carlos Felipe Córdoba, y el defensor del Pueblo Carlos Alfonso Negret alertaron por los peligros de la venta de acciones y pidieron frenar la venta accionaria. La advertencia que hace el procurador Carrillo es que les “parece preocupante que un contratista en el sector eléctrico, que evidentemente quedó mal, haya quedado al frente de la propietaria de la EPS, porque lo más importante es que las personas que tienen la responsabilidad de atender a los ciudadanos en un tema tan complejo, que requiere de tanto compromiso como la salud, no pueden tener tacha”.

Sin embargo en el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo que se discute en el Congreso se ha incluido un artículo que fortalece la vigilancia y el control en el cambio accionario, fusión o compra-venta sobre la propiedad de las EPS de hasta 10%.